EL CUERPO INCONFESABLE

 

 

TITULO: "MOLESTIAS (PEQUEÑAS PERO TERRIBLES DISFUNCIONES DEL ORGANISMO HUMANO)".

AUTOR: RAFAEL TORRES.

EDICIONES LIBERTARIAS.

147 PAGINAS.

 

En estos tiempos de hombres y mujeres "light", donde un arsenal de productos intentan combatir los pecados del engorde y del envejecimiento, es sorprendente encontrar un libro que nos reconcilie con nuestras pequeñas molestias corporales, y que lo haga con tanta gracia. Además el autor ha tenido la sensibilidad de dar una oportunidad a las dolencias que no alcanzan el rango de enfermedad: los mocos, los gases, las canas o el ardor, por ejemplo, forman parte de esas cosillas de nuestro cuerpo que no podemos utilizar para dar lástima y demandar el amor del prójimo, porque no son enfermedades propiamente dichas, no tienen la bendición del discurso médico-científico. ¿Podríamos presentarnos en una fiesta alardeando de nuestros problemas de estreñimiento, o del olor de nuestros pies? Francamente, no habría nada que hacer al lado de un buen reúma o de una úlcera como Dios manda.

Si Cortázar nos daba las instrucciones para subir una escalera o nos contaba las peripecias de la pérdida y recuperación del cabello, Torres nos cuenta con un humor y un amor infinitos (cómo si no encararse a estas cosas tan tremendas) las pasiones y odios que desatan en nosotros la lucha contra los callos, la vergüenza inconfesable de las ladillas, el invencible mal aliento, el infierno delator de la caspa, y otras muchas molestias que rondan cotidianamente nuestro cuerpo (y de rebote, nuestra alma).

Torres recoge el guante que lanzó Nietzsche cuando dijo que para ser filósofo primero había que ser fisiólogo. En efecto, el autor no pasa por alto las consecuencias morales y sociales de estas disfunciones; con un estilo ágil y coloquial, pone en relación los problemas del cuerpo con los problemas del alma. ¿Y si la Guerra del Golfo se desencadenó simplemente por la mala leche que a Bush le producía una diarrea imparable? ¿Por qué no releer los momentos clave de la historia basándolos en el dolor de muelas de Alejandro Magno, en los ataques de hipo de Napoleón o en los juanetes de Alfonso Guerra?

Como decíamos al principio, bienvenido sea este divertidísimo libro, manual casero de las debilidades del cuerpo. Nos ayudará a reírnos de los ideales de la salud, y a recordar que los cuerpos danone son, como todo yogur, sólo un fermento.