ARQUEOLOGIA DE UNA ESCRITURA

MIENTRAS LA TIERRA GIRA

José Luis Sampedro

Ediciones Destino. 288 páginas.

 

Tras Mar al fondo, su primer volumen de cuentos, Sampedro nos obsequia ahora con otra recopilación de narraciones breves, que abarcan toda la trayectoria creativa del autor, desde 1945 hasta la actualidad. Gracias a esta publicación podemos ahora disfrutar de muchos cuentos que habían visto la luz en revistas hoy difícilmente localizables, y de otros inéditos. El interés del libro es doble, por esta labor arqueológica y por la posibilidad de abarcar un largo periodo de creación literaria de José Luis Sampedro, reflejado en estos treinta y dos cuentos.

Desde los primeros cuentos de 1945, marcados aún por la Guerra Civil, hasta el último, de 1991, apreciamos la lucha del autor en la búsqueda de un estilo propio. En una recopilación de este tipo vamos a encontrar altibajos. Se alternan narraciones excelentes con otras menos notables. Sampedro ha hecho un ejercicio de humildad dejándonos conocer cuentos que, sin ser brillantes, son fundamentales para analizar su trabajo con la escritura. Al contrastarlos con otros mucho más logrados, podemos comprender la evolución literaria de su autor.

En el libro encontraremos una enorme variedad de temas: el amor, la guerra, la soledad, el miedo, el humor, el otro, la magia, el terrorismo, la locura... Una vez más se pone aquí de manifiesto la potencia narrativa del cuento: al autor le bastan a veces tres o cuatro páginas magistrales para condensar experiencias humanas inagotables, que nos ofrece luego como bellas canicas donde reconocernos. Destacan especialmente los cuentos sobre el campesinado castellano (El agostero, El buen pan, Tormenta en el campo), donde Sampedro muestra una sorprendente sabiduría sobre la vida rural y una capacidad inusual de escuchar los discursos de esta forma de vida, hoy tristemente menospreciada en aras de la llamada modernidad. Otro cuento memorable es Aquel instante en Chipre, donde el autor hace un esfuerzo extraordinario de estilo para sintetizar el drama de la sociedad chipriota tras la invasión turca, por medio del torrente de pensamientos de una mujer que va a cometer un atentado.

Otro aspecto importante de este libro de cuentos es la diversidad de puntos de vista que aporta. El autor es capaz de ponerse en la piel de una mujer, en la de un policía, en la de un diván, en la de Noé, en la de otra mujer (no olvida que LA mujer no existe), en la de un marciano, en la de un loco, cambiando sus visiones del mundo y sus valores, a la vez que experimenta con diferentes estilos narrativos. No falta ese ingrediente fundamental en Sampedro que es el humor. Tenemos aquí los materiales para un divertido reto: la arqueología de una escritura.