Nº 6 - diciembre 1997

 

Apertura

 

GRAMSCI, DOLCE E GABANNA

Y es que es lo que tiene. Que se pone una a hablar de la revolución y lo primero que se le viene a la cabeza es que puñetas se pone una para ir a una revolución y no estar hecha una "facha" en el intento. Y esto, queridas amigas, no es una cuestión baladí. Hagamos un poco de Historia/Histeria. Elijamos los procesos revolucionarios que más han influido en el desarrollo sociopolítico de este siglo que termina y que, como no tomemos nota, termina con nuestra futura revolución queer y con lo que se ponga por delante. Poderoso caballero es don FMI.

 

"A les enfants de la patrie" (o como se escriba)

 

Francia, a fines del siglo XVIII, donde algunas de vosotras, queridas lectoras, ya campabais por vuestros parques. París, que siglos antes bien había valido una misa, andaba hecho un horror. Se debatía entre los oscuros callejones malolientes de los fauburg y los beauburg y los lujos y poderíos de Versalles. Tan lejos como el protagonista de Expediente KY y nosotras, por ejemplo. Y claro, no podía ser observar impasibles los joyones de María Antonieta sin sentir ese puntito de envidia que todas sentimos cuando los complementos de las amigas lucen más que los nuestros. Y se armó la que conocemos y se tomó la Bastilla, que de todas es sabido que es una cosa muy importante para el acabado de cualquier modelito de noche que se precie. Pero como casi en todo, dos tendencias políticas contrapuestas se debatían en una encarnizada lucha: los revolucionarios conservadores, partidarios de que el uso de las joyas fuera primero exclusivo de los burgueses, y de ahí, cuando "el pueblo estuviera preparado" o "la sociedad madura", se pudieran socializar, y los revolucionarios radicales, quienes pensaban que los joyones a todos por igual pertenecían y se debían entregar a su legítimo dueño, el pueblo, para que los disfrutara sin medida, que eso de esperar a ser unas maduras no, y que las burguesas tenían mucho morro y eran unas reinonas, y que como se descuidaran las afeitaban por debajo de la nuez, que es una cosa que acojona mucho. Y claro, las otras, asustadas por el cariz de los acontecimientos, tomaron nota y se hicieron con el poder, convencidas de que no en todo el mundo semejante poderío podía lucir por igual, y de que había que sujetar a las radicales, porque esas escandalosas , que se las nota muchísimo lo que son, a poco que las dejaras sueltas te montaban un pollo en la puerta de un ministerio, con lo grosero que es eso y lo que desluce a los Grandes Ideales, y al interés del Movimiento.

 

"Kalinka, kalinka, kalinka, kalín".

 

Y llegaron los rojos. Claro, y es que ni siquiera los del helado norte eran insensibles a los cambios en el color de la colección del otoño invierno del año 17. O blanco o rojo parecía la disputa. Como veis, Dior no es el inventor del minimalismo cromático. Y venga, a bofetadas de nuevo. Que si la dictadura del proletariado (Stalin), que si la revolución permanente (Trotsky). Y lo que se llevaron al final el estado al agua fueron los de Stalin, claro. Unos recios y viriles soldados rojos no podían tolerar que su lucha estuviera encaminada a hacer permanente la revolución, que es lo mismo que hacer una permanente divina a la sosodicha cosa. De todas es sabido que el ejército, de donde quiera que éste sea, ha sido siempre enemigo de extravagancias y amante de la virilidad. Por lo que una permanente en la revolución no era más que una mariconada. Y se acabó de ver maricones, hala, todos a Siberia, que ya se sabe que son unos degenerados burgueses. De los degenerados curritos, campesinos, etc, no se dijo nada, como siempre y hasta hoy. Y no olvidemos como acabó la pobre Trotsky: con la permanente destrozada vilmente por un piolet.

 

Y del Chopsuey al Arroz a la Cubana.

 

Y claro, algo tan gordo debía tener un amplio eco por todos los rincones de la tierra. Pero en cuenta a resultados, todo más o menos lo mismo. Mil millones de chinos, cientos de lenguas, tradiciones culturales milenarias y diversas fueron declaradas ilegales y obligados todos a lucir o el cuello mao, con lo mal que sienta y lo poco apto que es para resaltar otros complementos, o sino el uniforme del Ejército del Pueblo, de un indefinido e incombinable tono verdi-caqui-gris, que así no hay quien encuentre unos tacones o unos bolsos a juego ni nada.

 

Y del Caribe sabrosón, ya ni hablar.

 

Pelos alborotados, barbas raídas, uniformes que no habían visto una tintorería ni de lejos. Aunque eso sí, fieles a esa tradición mediterránea de ser los más machos, por lo que cualquier intento de lucido/bordado más florido y cuidado de lo necesario podía conllevar el encierro en los campos de reeducación por sará SA y antirrevolucionario. En fin, nosotras creemos que varias enseñanzas nos muestran estos lindos ejemplos de revoluciones nada revolucionarias: fuerte conservadurismo en tejidos y tonos, colores nada atrevidos, siempre mates y que no destaquen y una actitud a medio camino entre un agente de la KGB y un guardaespaldas de un eurodiputón. Y de ahí, queridas, se deduce su fracaso: la virilidad como exponente máximo de las actitudes y formas de comportarse. Tendencias fuertemente centralizadoras en sus motivaciones políticas, acompañadas en escasez de imaginación de los acabados: la redención del pueblo oprimido. Variaciones y diversidad fuera. ¡Viva la igualdad! Todos a pasar por el mismo aro, desviaciones y desviados a la cheka, al gulag. Que nadie se distinga.

 

Y es ahí donde esta el meollo del asunto.

 

Mas revolucionarias que nosotras las maricas escandalosas, nadie. Pero eso sí, cada una con un estilado único, vistosísimo e irrepetible. La diversidad es nuestra consigna. En los fondos no estaremos muy de acuerdo, pero eso es absolutamente secundario. Menos mal que en los últimos años las verdaderamente revolucionarias han alzado su voz y su pluma. De ahí nuestro afán por diferenciarnos de las otras, que son las mismas antiguas de siempre. Por ejemplo, las que quieran que su lucha de reconocimiento parejil sea la de todas y que también se uniformizen las pintas y el pensamiento. Y son esas contra quieres debemos dirigir nuestra lucha global, guerra total, comenzando por nuestras imágenes, por la moda, haciéndola nuestra, recreando y transformando los uniformes para estar monas y peripuestas. Los Kalvin Clein que llevamos se los hemos robado a un chulo armario, y conste que no es lo mismo tener un fondo para armario que estar en el fondo del armario: nuestras chaquetas de Goltier nos sientan tan mal que la marca pasa desapercibida entre el horror de aspecto que tenemos; nuestros monos de barrenderos, al que hemos cosido todas las etiquetas falsas de Lewis que hemos podido encontrar. Y así. La vanguardia de la revolución luciendo Galianos espantosos, la retaguardia de Toni Miró que es un poco más ponible para la reconstrucción social y para la vida de la marica moderna, trabajadora, madre y esposa sin perder nuestro natural atractivo. Y hala. A la revolución. ¿Que al final no lo conseguimos? Pues nada, nos ponemos a hablar de trapitos, que es una cosa que entretiene muchísimo.

 

AVISOS ES PECATA KULOS

 

Comenzemos por una pregunta que parece a todas luces necesaria antes de ponerse a avisar, avisar, avisar y avisar de tanto es pecata kulo: ¿Existe el famoso Cine Marica? No. Existen películas dirigidas por maricas, con personajes maricas, de "estética" marica o incluso todo a la vez, pero esto no las convierten en un Género. De ser así nos veríamos de nuevo reducidos no sólo a un estereotipo cultural sino también comercial. Hecha esta puntualización, nos vamos de viaje: Comenzemos por una pregunta que parece a todas luces necesaria antes de ponerse a avisar, avisar, avisar y avisar de tanto es pecata kulo: ¿Existe el famoso Cine Marina? No. Existen películas dirigidas por maricas, con personajes maricas, de "estética" marica o incluso todo a la vez, pero esto no las convierten en un Género. De ser así nos veríamos de nuevo reducidos no sólo a un estereotipo cultural sino también comercial. Hecha esta puntualización, nos vamos de viaje:...Coincidiendo con ella, pero fuera de ella, se estrenó también Love, valour, compasion!, es decir, la adaptación cinematográfica de la obra de teatro homónima de Terence McNaly, a quien tantos premios ha otorgado Brodway y que estrenada aquí en los escenarios pasó sin pena ni gloria. Aunque el guión es igualito y el autor de la obra es coguionista de la película, el director de cine Joe Mantello lo llena de detalles y mima mucho a los personajes. Es inevitable el emocionarnos con esos encuentros en una casi metafórica casa de campo. El amor, la vida, la enfermedad y la muerte, que le llegan a todo cristo, visto desde estos personajes cobran otro sentido... ...Fue también en noviembre cuando se celebró el IIº Festival de Cine Gai y Lesbiano de Sudáfrica. Con películas como Bad girls o Black is...black ain´t.

ACERCA DE LA HOMOFOBIA EN LA ESCUELA

 

Las vivencias más tempranas de la homofobia en la vida de un gai o una lesbiana constituyen en nuestro país una cuestión poco estudiada todavía. De la situación de los niños protogais y las niñas protolesbianas (es decir, aquéllos susceptibles de llegar a definirse como gais o lesbianas en la edad adulta) y , sobre todo, de los conflictos que tienen que afrontar en la escuela, trata precisamente el siguiente informe. También de las posibles soluciones que pueden ofrecerse desde las instituciones pedagógicas para contrarrestar los efectos de la violencia heterosexista en dicho entorno. Se trata de los resultados de un estudio publicado por el London Gay Teenage Group en 1984. Una investigación que, aunque lejana en el tiempo, conserva toda su actualidad en cuanto al planteamiento y al abordaje de la cuestión. El London Gay Teenage Group se basó para su realización en una muestra de 416 jóvenes gais y lesbianas.

El 45% de los jóvenes de la muestra indicó haber tenido dificultades en el colegio y señalaron como los principales problemas que sufrieron los siguientes: falta de elementos en común con los compañeros de clase, agresiones verbales, burlas, palizas, ostracismo y presiones para ajustarse a la norma. El grupo resaltó el ambiente de hostilidad con el que hubieron de enfrentarse en sus respectivos centros docentes. Aun cuando los compañeros de colegio no podían comprender el significado de la palabra homosexual y de los demás términos asociados a esta idea, lo que sí sabían es que tenía connotaciones negativas. Aunque no se utilizaran en sentido sexual, la mayoría de los alumnos empleaban estos términos para insultar o descalificar a quienes veían como inferiores, más débiles o más feos. Para acabar de empeorar la situación, en casi todos los casos el personal docente adoptaba una actitud de indiferencia ante este comportamiento, de manera que los niños protogais y protolesbianas carecían de cualquier tipo de apoyo contra este tipo de agresiones. Y esto en los casos más afortunados, cuando no tenían la mala suerte de caer en un centro religioso o privado de ideas ultraconservadoras, donde el personal no sólo no ofrece ningún tipo de ayuda sino que puede incluso echar más leña al fuego. Muchos jóvenes, por ejemplo, recordaban haber estudiado la homosexualidad en la clase de sociología dentro de un apartado dedicado a "desviaciones". Otros citaron algunas ideas bastante peregrinas ,e incluso divertidas desde el punto de vista del/la adulto/a, introducidas por distintos profesores. Como la siguiente declaración:"En clase de ética decían que era una perversión y que si tus glándulas segregan en exceso querían decir que eras gai" Además, este tipo de agresiones e información negativas no hacía sino empezar en el colegio y se acentuaba al salir de él y llegar a casa o encender la televisión. O sea, en la mayoría de los casos estos niños recibían miles de imágenes negativas y ninguna positiva. Lo que según el estudio provocó en ellos problemas de todo tipo, tanto personales como académicos, así como otra serie de repercusiones en el carácter que les han seguido afectando a lo largo de toda su vida adulta. Pero el ambiente restrictivo dominante en lo referente a la sexualidad no sólo afectaba a gais y lesbianas sino que, al proponer unos modelos de sexualidad específicos y limitados, obligaba incluso a los niños y niñas protoheterosexuales a ceñirse a dichos modelos, de manera que ellos tuvieran que asumir el papel de macho agresivo e insensible mientras que ellas debían ser femeninas y coquetas. Es decir, todos ellos y todas ellas se sentían presionados para ser "normales" y, lo que es peor, se sentían obligados a despreciar a quienes no lo fueran. Todo ello provocaba, sobre todo entre los niños protogais y protolesbianas, graves problemas de ansiedad y culpa, hasta el punto de que 1 de cada 5 declararon haber intentado suicidarse. Dadas las circunstancias, es comprensible que casi todos los niños con deseos homosexuales se vieran en la necesidad de negar tales deseos, aunque también hubo algunos con el coraje suficiente como para reconocer abiertamente sus tendencias sexuales. Uno de ellos describe así las consecuencias de esta experiencia:"Agresión tanto verbal como mental y física. Salí del colegio para el psiquiatra, después de haber intentado suicidarme". Hasta aquí la proximación a los problemas con que se enfrentan habitualmente los niños y niñas con tendencias homosexuales en el entorno escolar, pero, ¿qué soluciones se pueden ofrecer y quien debe adoptarlas? Si los niños y niñas protohomosexuales necesitan contar con referentes positivos con los que identificarse, los más indicados para proporcionárselos son los propios profesores y otro personal no docente gai. El problema aquí vuelve a ser la reacción ajena cuando se admite abiertamente la propia condición homosexual en el trabajo. No son poco los casos de trabajadores de todo tipo, profesores o no, que han perdido su puesto por no ocultar su homosexualidad. Por otra parte, es importante que los centros docentes vean la relevancia de su papel a la hora de erradicar los comportamientos homófobicos, tal y como parecen estar ya concienciados, al menos en parte, de la necesidad de corregir las actitudes racistas o machistas. Una vez que los colegios hayan asumido este papel se pueden tomar una serie de medidas, entre las que destacamos las siguientes:1) Por un lado, los profesores pueden intentar contrarrestar las actitudes homofóbicas evitando utilizar material antigai o material que pueda mostrar la heterosexualidad como la única opción posible. En caso de que se les impongan los contenidos lectivos, siempre pueden comentar los ejemplos de homofobia con los alumnos, examinándolos desde un punto de vista crítico.2) Por otro, existe una Historia, una Literatura y una Sociología gais, que son relevantes y se deben introducir en las correspondientes programas. De igual modo que al hablar de Petrarca se habla de Laura o al hablar de Garcilaso se habla de Eloisa, se debería también comentar la homosexualidad de Lorca o en el pensamiento griego, así como la influenciaque ésta tuvo en el personaje o en la cultura en cuestión. 3) Pero no basta con limitar el tratamiento de la homosexualidad a estas asignaturas, o a otras tan evidentes como Etica o Religión, si en las demás se siguen nombrando exclusivamente las relaciones heterosexuales. Aunque a primera vista parece imposible que se pueda transmitir un mensaje homofóbico en una clase de matemáticas o de física, sí que es cierto que de hecho se transmite una visión muy parcial de la realidad. ¿Por qué tienen que ser siempre el señor y la señora Pérez los que van a pedir una hipoteca de x pesetas? ¿No se daría una visión más completa de la realidad si de vez en cuando fueran David y Juan los que pidieran la hipoteca o María y Elisa las que fueran en un coche a una velocidad Y? Otro de los aspectos comentados por muchos de los jóvenes que participaron en este estudio fue la falta de información, situación que les condujo a desarrollar un sentimiento de aislamiento y soledad provocando numerosos problemas emocionales. Por eso es conveniente que los centros y personal docente pongan en práctica sistemas que promuevan la tolerancia hacia gais y lesbianas, así como un mayor conocimiento de su realidad. Por ejemplo, se pueden organizar debates y discusiones invitando a portavoces de asociaciones de gais y lesbianas, colocar información sobre dichos grupos en los tablones de anuncios, o asegurarse siempre de la existencia de obras sobre el tema en la biblioteca. 5) También es importante que el profesorado asuma la responsabilidad de combatir el comportamiento homofóbico en clase y que por supuesto no incurran en dicho comportamiento ni en dicho lenguaje en ninguno de los casos. Para ello es fundamental conseguir primero que el centro adopte una línea claramente antihomofóbica. Partiendo de esta base se pueden organizar cursos para sensibilizar al personal docente en general, también para asesorar tanto a los gais como a los homófobos en las horas de tutorías. 6) Para concluir, simplemente señalar que muchas de todas estas medidas no serían necesarias si desde la más alta autoridad competente -aquí el Ministerio de Educación y Cultura y las consejerías de las comunidad autónoma- se formularan una serie de pautas de actuación con respecto a la homosexualidad y a la manera de combatir los comportamientos homofóbicos y heterosexistas. Editorial (1)

 

SEIS MESES DE ROTACION SOBRE NOSOTROS MISMOS Y

TRASLACION ALREDEDOR DE TI

 

Contar el mundo es contar también lo que cuenta como mundo. Las primeras hojas volantes, los avissis, los ocassionals, los cammards o los libelos de la baja Edad Media y el Renacimiento, unas manuscritas y otras impresas, unas legales y otras clandestinas, daban ya cuenta de esta irrefutable conclusión. Este periódico nació, como aquéllos - salvando siempre la ditancia cronológica y tecnológica- hace ahora seis meses a partir del mismo insignificante soporte. Circunstancias parecidas podrían encontrarse entre la Venecia o la Francia de aquéllos años y el centro metropolitano del Madrid contemporáneo. El desarrollo de un pequeño comercio necesitado de difundir información sobre su actividad, los grandes (para aquellos tiempos) asentamientos urbanos de población, la ebullición política y cultural..., son algunos de los paralelismos que podrían establecerse entre el contexto de aquellas rudimentarias formas de periodismo y el que ha propiciado el boom experimentado por las publicaciones gais durante los últimos años. Con él ha emergido también nuestra locura espacial y futurista. Aunque entiéndasenos, nosotros nunca hemos pretendido huir de "la realidad" actual, ni reinventarla, sólo plantear algunas preguntas sobre lo que se asume y lo que se incluye como tal. Por supuesto, los avvisis, los ocassionals, etc., coincidentes con un periodo histórico de desarrollo precapitalista, estuvieron siempre al servicio y en manos del poder político y económico. Eran, por tanto, su percepción del mundo y su interpretación de la realidad. La prensa al servicio de los grupos dominados constituye un hito relativamente reciente en la historia de la humanidad. Esta surgió a primeros del presente siglo con el concepto leninista de agitprop, sin disculpas por mencionar al ex símbolo izquierdista, aunque la pobre se haya quedado para estampado de camiseta de aficionados a la música bakalao. Lo cierto es que su entendimiento dea comunicación social también tiene mucho que ver con la práctica periodística de las marihabitantes de este planeta. Agitación y propaganda en papel estucado, pues, un fenómeno comunicativo que ningún estudioso de la posmodernidad debería dejar de analizar. Petardeo aparte, demostrada queda, además, la afirmación del editorial de nuestro número cero de que todos los discursos son siempre colectivamente producidos. Este proyecto es posible hoy, tacita a tacita, gracias al entusiasmo de unos cuantos, la simpatía de bastantes y la insidia de, afortunadamente, muy pocos, quienes en cualquier caso nos han ayudado por igual a reafirmarnos en nuestro haz lo que debas y procura que coincida al máximo con lo que deseas. O I´ll never be an angel, I´m too busy surviving, que nos plantea por cierto un CD de Madonna mientras nos entretenemos en estas puntualizaciones. Y otra de rigor: este proyecto también es posible gracias al apoyo de los pequeños negocios y las/os grandes amigas/os que se decidieron a sostener financieramente una publicación gai tan exenta de glamour y tan poco dada a emplearse a disertaciones laudatorias gratuitas sobre las empresas anunciantes; tan inclinada, por contra, a la contestación política, la revisión crítica de la cultura y el sarcasmo saludable y necesario. Ahora te toca a tí, estimad@ lector@, calibrar qué te parece el palmito que ha echado nuestro cuerpo celeste después de seis meses en órbita. Aquí lo tienes de nuevo, sin aspavientos, sin triunfalismos, sin nominalismos, con autoestima, sin vales de descuento por alto poder adquisitivo, sin publicidad encubierta, desnudo, completamente radical.Editorial (2)

 

PARRAS SE SUBIO A LA PARRA

 

La intervención de Francisco Parras en uno de los los actos organizados por COGAM con motivo del 1 de Diciembre, día mundial del sida, volvió a revelar al máximo responsable de nuestro país en la lucha contra la pandemia como un experimentado maestro en la delegación de funciones. Muy claro parecía tener que la responsabilidad está en tus manos, sólo en las tuyas, y nunca en las suyas. Por lo que se ve: el portavoz ministerial mostró un absoluto desconocimiento (sino indiferencia) sobre el impacto de la crisis del sida en la comunidad gai, y se limitó a señalar/delegar que el modelo de intervención preventiva en estos "grupos" seguría siendo la colaboración con ONGs como la organizadora del acto. O sea, la solidaridad y la buena voluntad como sustitivos de la falta de infraestructura institucional y como amortiguadores de sus prejuicios y su desinterés. Todo por una bagatela de subvención. Ya nos acercamos a hacer números redondos en los presupuestos generales del Estado. Los altos índices de seroprevalencia, que nos sitúan a la cabeza de Europa en tan poco estimable ranking, los explicó como viene haciéndolo desde hace muchos años: la mayoría de las personas afectadas aquí son usuarias de droga por vía intravenosa y ésta es una población sobre la que resulta muy difícil intervenir, tanto en materia preventiva como terapéutica. Grandes elogios a las políticas de reducción del riesgo. Bravo. Aunque no recordó cuánto han tardado en aplicarse en el Estado español, ni las presiones que han tenido que hacer los colectivos de afectados para lograr una oferta mínimamente generosa de este tipo de medidas. La tardanza en el acceso a algunos de los fármacos que parecen resultar más eficaces (inhibidores de la transcriptasa, por ejemplo) que sufren muchas personas enfermas en nuestro país se justificó por la mayor lentitud burocrática de la Agencia Europea del Medicamento respecto a la Food and Drugs Administration norteamericana a la hora de autorizar la comercialización de las nuevas composiciones terapéuticas. Parras llegó a admitir que más del treinta por ciento de las personas susceptibles de ser tratadas aquí con el cóctel de antiretrovirales -un colectivo de más de 10.000 personas, según sus propias cifras- no ha podido todavía beneficiarse de él. Aunque a renglón seguido se permitió el lujo de recomendar a los afectados que inicien el tratamiento con ésta triterapia. ¿Eso cómo se come, y nunca mejor dicho?. ¿Qué por qué tantos prejuicios a la hora de representar el sexo homosexual o el uso intravenoso de drogas en las campañas preventivas de impacto masivo? Que si la Iglesia, que si no se presentaron otras propuestas al concurso público, que si las comisiones de expertos, que si cada cosa tiene su espacio y su tempo..., "y los tuyos, mariquita o yonqui, no son los mismos que los de la población general" (el entrecomillado es nuestro). Eso sí. Subrayó que la dotación presupuestaria del Plan para 1998 aumentará un trescientas por ciento y después de más de quince años de epidemia y tan desastrosos resultados epidemiológicos el monto total se situará en 2.050 millones de pesetas. ¿Tanto dinero cuesta hacer trabrajar a los demás?

 

El curso de los astros

 

¿EMERGEN LOS ESTUDIOS GAIS Y LESBIANOS EN

LA UNIVERSIDAD ESPAÑOLA?

 

Los denominados gay and lesbian studies, tan extendidos en la década de los 90 en las universidades anglosajonas (y en algunas universidades europeas, sobre todo holandesas), del mismo modo que se extendieron en los años 70 los estudios sobre la mujer y sobre l@s afroamerican@s, no van a encontrar fácil acomodo en nuestro contexto académico. Es evidente que las actitudes hacia las lesbianas y los homosexuales difieren considerablemente de un país a otro y nuestra cultura sigue estando lastrada por prejuicios que obstaculizan la investigación histórica y sociológica de la homosexualidad (como señalaba Herrero Brasas en un artículo publicado en la revista Claves, cuando alguien escribe un artículo o ensayo sobre la homosexualidad se convierte de inmediato en sospechoso). Pese a todo, lenta y aisladamente, en los últimos años se han ido realizando estudios e investigaciones en la universidad española (en muchos casos en forma de tesis doctorales), casi siempre desde áreas como la sociología, la literatura, el arte, la historia o la lingüística, en los que se trataba de poner de manifiesto la presencia de lo gai y lo lesbiano en las distintas ciencias. La mayor parte de estas investigaciones participan de los dos principales paradigmas de estos estudios -la construcción social de la identidad y los estudios culturales-, que les otorgan el carácter de iniciativa interdisciplinaria, pero difícilmente podría afirmarse que constituyen una práctica intervencionista dentro de una comunidad académica que sigue dando la espalda a la simple existencia de otras identidades sexuales distintas a la heterosexual. La publicación de los trabajos presentados en un curso de verano que se celebró en la Universidade de Vigo en 1995 con el título "Os estudios gais e lesbianos en España" (la reseña del libro conCiencia de un deseo singular fue publicada en el número anterior de Planeta marica), constituye el primer intento de difusión de los resultados de unos trabajos de investigación que, en muchos casos, permanecían inéditos o habían sido publicados por editoriales universitarias (con la difusión restringida que caracteriza a este tipo de publicaciones). La mayor parte de los autores son profesores universitarios que (es de suponer) acometieron sus trabajos de investigación por motivaciones de tipo personal y profesional, entre los que se cuentan los que se están convirtiendo en cronistas de la cultura gai y lesbiana española de los años 90: Juan Vicente Aliaga, José Miguel G. Cortés, Ricardo Llamas, Fefa Vila y Óscar Guasch (que ya había publicado un informe de sus investigaciones en La sociedad rosa, Barcelona, Anagrama, 1991). Otros autores, casi todos ellos profesores universitarios, ya habían dado a conocer los resultados de sus investigaciones en forma de libro: Ángel Sahuquillo (Federico García Lorca y la cultura de la homosexualidad masculina: Lorca, Dalí, Cernuda, Gil Albert, Prados y la voz silenciada del amor homosexual, Alicante, Instituto de Cultura "Juan Gil-Albert", 1991), Mercedes Bengoechea (Adrienne Rich: génesis y esbozo de su teoría lingüística, Madrid, Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Dirección de la Mujer de la Comunidad de Madrid, 1994), Carlos Espejo Muriel (El deseo negado: aspectos de la problemática homosexual en la vida monástica (siglos III-VI dne), Granada, Universidad de Granada, 1991) y Alberto Mira Nouselles (¿Alguien se atreve a decir su nombre?: enunciación homosexual y la estructura del armario en el texto dramático, Valencia, Universitat de València, 1994). Las investigaciones del resto de los participantes en el curso de verano, desgraciadamente, no están editadas en forma de publicación monográfica todavía. La lenta emergencia de este tipo de estudios en el marco de la universidad española está teniendo otro efecto positivo: aun siendo muy escasas las investigaciones sociológicas y antropológicas sobre la comunidad gai y lesbiana, se percibe un mayor rigor metodológico en las técnicas y estrategias empleadas. Así, en un reciente libro editado por Javier Gafo (La homosexualidad: un debate abierto, Bilbao, Desclée de Brouwer, 1997), encontramos los resultados de un estudio, "Los homosexuales vistos por sí mismos: datos y conclusiones de una muestra española" por José Luis Trechera, basado en una metodología que incluye un cuestionario de 137 preguntas, seis grupos de discusión y veinte entrevistas personales. El interés del estudio, un tanto paternalista y monjil (tampoco se podía esperar otra cosa de una editorial católica que seguramente tiene sus límites, o incluso los traspasa, en estudios de este tipo), radica precisamente en la aplicación de técnicas cualitativas de recogida y análisis de datos, bastante utilizadas en la investigación social, para el estudio de la realidad gai. Interesante en esta época en que tantos activistas gais están sacando el sociólogo que tenían en su corazoncito.

 

FOUCAULT: PASION SECRETA

 

James Miller: La pasión de Michel Foucault. Trad. de Oscar Luis Molino. Edit. Andrés Bello. Barcelona, Noviembre de 1997, 644 pág.

Se acaba de traducir al castellano una nueva aproximación biográfica a la personalidad del filósofo francés Michel Foucault. Una biografía que ha causado y seguirá causando polémica entre los investudiosos y admiradores de uno de los pensadores más importantes de este siglo. Foucault-pensador dejó una inmensa obra y ha influido notablemente sobre el pensamiento y configuración de muchos movimientos sociales contemporáneos -particularmente, los de liberación sexual, antipsiquiátricos y anticárceles-. Pero Foucault-hombre sigue siendo un enigma. La biografía, discutible y valiente, de James Miller nos confirma en la idea de que estamos ante un perfecto desconocido. Uno de sus capítulos, titulado como su primer volumen de la Historia de la sexualidad, "La voluntad de saber", destaca sobre los demás al incidir en la experiencia íntima de Foucault con la comunidad SM de San Francisco. Foucault nunca llegó a identificarse políticamente como gai y se mostró reacio a las revelaciones en primera persona sobre su vida privada, aunque muchos de sus escritos nos hablan de la situación de los homosexuales y otras minorías oprimidas a través de la Historia. Foucault murió de sida en medio de un pudibundo e hipócrita silencio por parte de algunos familiares y colegas. La prensa francesa de la época, en un primer momento, utilizó el clásico eufemismo "muerto a causa de una larga enfermedad", entonces tan en boga y que aún hoy sigue apareciendo en lugar de la palabra "sida". La biografía de Miller se muestra audazmente sincera al retratar la importancia que tuvo la sexualidad y sus experiencias de dominación y S/M en la vida y en la obra del autor, mostrando como no puede entenderse separadamente, y menos desde la ocultación y el silencio. La toma de contacto con la comunidad gai en EEUU y su replanteamiento vital supusieron un importante punto de ruptura filosófica en la trayectoria foucaultiana, como nos desvela Miller. El tratamiento dado al filósofo es atrevido pero no morboso ni sensacionalista, y nos da una visión coherente de su compleja personalidad y su apasionada búsqueda de la verdad, más allá de cualquier concepción tradicional o limitada del ser humano, esa idea heredada de sus antecesores y contra la que luchó hasta el fin de sus días.

 

 

Heteropetardos

 

LA REVISTA MENOS 25 Y EL DOCTOR VICENTE SORIANO

 

La toma de posiciones del fundamentalismo católico en las instituciones científicas de nuestro país comienza a resultar escalofriante. Y la cantidad de publicaciones vinculadas al Opus Dei que se distribuyen entre un público y dentro del recinto universitarios constituyen una palpable muestra de ello. Tal es el caso del periódico quincenal Menos 25 que, en su edición del 24 de noviembre, en una entrevista a Vicente Soriano, reconocido facultativo del Instituto deSalud Carlos III, contenía algunas perlas cultivadas como: "El sida sigue avanzando y eso no es noticia. Lo que sí es nuevo es que lo está haciendo a través de un colectivo que hasta ahora se consideraba libre de peligro: los heterosexuales (...) Una vez consumido el pasto de los grupos de alto riesgo (drogadictos, homosexuales y prostitutas, principalmente), el VIH se adentra entre la totalidad de la población". O si no, alguna de las argumentaciones del eminente doctor: "La primera ola engloba a personas con conductas de muy alto riesgo: homosexuales, drogadictos... La segunda ola, en la que nos encontramos, engloba a personas que han tenido alguna vez una aventura y justo es con una persona de alto riesgo". La Universidad se está convirtiendo, pues, en un avispero de personajes como el profesor de Filosofía Francisco Gago Guerrero y sus teorías de la degeneración moral para explicar "la aparición" de la homosexualidad en nuestras sociedades. Mientras gran parte del personal docente más progresista obvia, o se pregunta si existe, o si será para tanto, o si resultará realmente de izquierdas hacer algo contra eso de la homofobia.

 

La entrevista galáctica

 

Presidentísimo

PEDRO GONZALEZ ZEROLO:

 

"La pareja es un modelo en crisis"

 

Por Mariana la Marciana

 

Estaba tan morenazo y tan Cicerone consule como siempre cuando nos encontramos. Pedro González Zerolo, de vocación político de la singularidad humana y profesión picapleitos, ha sido en nuestro país uno de los principales promotores de la..., de la..., a ver, déjame adivinar... de laaa ley de parejas. De su gestión al frente del Colectivo de Gais y Lesbianas de Madrid (COGAM) se ha dicho y se puede decir aún casi de todo.

 

Mariana la Marciana.- Comenzando por Kant y la razón práctica, cuando te quieres enrollar con un tío, ¿qué es lo primero que le muestras de ti?

Pedro G. Zerolo.- Mi simpatía

.MLM.- ¿Y no has probado a hacerte un book de político gai?

PGZ.- ¡Pues no!

.MLM.- Decía Fukuyama que el capitalismo era el fin de la Historia, ¿tú que crees?

PGZ.- Que puede que tuviera razón.

MLM- Y la ley de parejas, ¿es el fin de esta lucha?

PGZ.- En absoluto, se trata de que se produzca con ella un avance en el reconocimiento de derechos para los homosexuales. Aunque, efectivamente, para nada servirá hasta que no haya una plena equiparación.

MLM.- A modo de impresión, porque imagino que no tendrás estadísticas, ¿crees que el modelo de relación que regula este proyecto resulta una realidad mayoritaria entre los varones?

PGZ.- Creo que la pareja es hoy por hoy un modelo en crisis. Esta ley supondría un avance en el reconocimiento de derechos para gais, lesbianas y transexuales, pero, ojo, con ella no se ha hecho en ningún momento proselitismo de la pareja ni de la familia.

MLM.- Otra pregunta sumamente maliciosa, ¿por qué se suprimió la declaración conjunta de renta de los derechos reivindicados en el texto presentado la pasada primavera por Coalición Canaria, ¿mala conciencia socialista, tal vez?

PGZ.- Primero se suprimió y luego la enmendó el partido socialista. Es un tema que técnicamente no tienen claro los partidos, aunque es cierto que muchos tienen muy mala conciencia a este respecto.

MLM.- Algo que tú consideres muy importante y que no haya quedado dentro de esa propuesta.

PGZ.- La modificación de la ley de extranjería. Es impresentable que nos niegen los derechos de residencia y nacionalidad.

MLM.- Si tuvieras que poner un calificativo al proyecto alternativo presentado por el PP...

PGZ.- Es lamentable socialmente y un dislate técnico-jurídico.

MLM.- Ahora un excursus, en materia sexual, ¿existe la edad de la inocencia?

PGZ.- Hay cierta edad en la uno está un poco despistado, luego, cuando se tiene conciencia del propio potencial sexual, se deja de ser inocente.

MLM.- Por lo tanto, las relaciones paedófilas, ¿son o no son siempre abuso o violación?

PGZ.- Se viola y se abusa de quien no tiene conciencia de su potencial sexual, y ahí están los técnicos de todo tipo para determinar cuáles son las edades adecuadas. Determinado esto, la sociedad siempre penaliza unas conductas y absuelve otras.

MLM.- ¿Pues a qué edad te enamoraste tú de un hombre por primera vez?

PGZ.- Muy tarde. Ya entrado en la veintena.

MLM.- Y un polvo en un cuarto oscuro, ¿puede tener su matiz emocional?

PGZ.- Sin duda.

MLM.- ¿Saludas a tus conocidos si te los encuentras allí dentro?

PGZ.- No..., por respeto.

MLM.- ¿Saludas a aquéllos con quienes te enrollas allí dentro cuando te los encuentras fuera?

PGZ.- Siempre.

MLM.- Si nos casaramos todos con nuestros chulos, ¿nos querrían más nuestras familias?

PGZ.- No lo creo..., en realidad, lo que tiene de positivo el cargar con el sanbenito de ser gai es que se te perdona todo.

MLM.- ¿Qué financia más hoy día la actividad de las organizaciones gais? ¿el Estado o la aportación privada?

PGZ.- La financian fundamentalmente los respectivos socios y, por desgracia todavía demasiado, el Estado a través de las subvenciones.

MLM.- La alianza con los llamados "negocios gais", ¿será crucial para la supervivencia del movimiento social?

PGZ.- Ese es un matrimonio de conveniencia

.MLM.- ¿Tú...? ¿eres más bien socialdemócrata? ¿o más bien neoliberal?

PGZ.- Aunque parezca antiguo, siempre me he definido, simplemente, como de izquierdas, o progresista.

MLM.- ¿Te vas a presentar a diputado en las listas del PSOE?

PGZ.- No me lo han propuesto. Todavía.

MLM.- Entiendo. Por cierto, ¿tú que opinas de los extraterrestres?

PGZ.- Opino que son una fantasía maravillosa

.MLM.- ¿Quieres eso decir que soy el primero con el que entras "en interacción"?

PGZ.- Sí, y es fantástica..., sí, sí..., fantástica.

 

 

Hacedoras y colaboradoras:

Urbano Hidalgo, Juan Ramón Díaz, David Amor, José Decadi, Andrés Senra, Juan Carlos Pérez, Felipe Trespalacios, Jozé Antonio Frías, José María Rubio, Eduardo Nabal, Javier Sáez, Marcelo Soto y Patricia Rodríguez.

 

Edita Sará SA

Apdo. 8294 28080 Madrid. Tlfnos.: 479 55 04 y 420 37 70Fax/modem: 479 55 04. E-mail: decadi@eucmax.sim.ucm.es Imprime y pone de los nervios Xiana Color. Lo echa a navegar por Internet Hartza que hartza que hartza, toma que toma que toma... tengo unos chicos que valen... más que la fuente de Roma...