PLANETA MARICA Mº 8

Nº 8 - FEBRERO 1998

 

¡Marimacho!, ¡Marimacho! Gritaron desde su esquina de la calle -sí "su esquina" porque ese territorio le pertenece a la mara salvatrucha (tribu urbana armada)- , el simple paso de esa mujer les ofende, cómo es posible que ella se atreva a violar esa frontera entre "el macho" y "la hembra", entre la fuerza y la debilidad. Cómo se atreve a despreciarlos, siendo ellos tan hombres: "Nací por mi madre, por mi barrio muero" es su lema; no es un eslogan, mueren a diario no sólo defendiendo un territorio, sino además defendiendo una opción de vida-muerte. La simultaneidad radical entre la vida y la muerte parece se la experiencia colectiva más evidente del país más pequeño de América: El Salvador (21,000 Kms, 6 millones de habitantes). San Salvador -su capital- es por hoy la ciudad más peligrosa de Latinoamérica, se estima que diariamente mueren 26 personas por causas no naturles, 9 muertos más que durante la guerra. El 60 % de la población se encuentra subempleada o desempleada. Y aún son causa de muerte enfermedades virales ya desaparecidas en el "Primer Mundo", tales como: el sarampión, la varicela, viruela, paludismo, etc. Cualquier europeo que aterrice en su aeropuerto -por supuesto, el más moderno de Centroamérica- sentirá como una realidad se impone, la pobreza deja de ser un porcentaje dentro de un libro y experimentará en carne propia lo que significa no ser un ciudadano -con derechos, deberes y todas esas cosas- y que las instituciones estatales y sociales funcionan al ritmo de la eternidad. Simplemente, busque un paso de cebra para cruzarce cualquier calle, no pierda su tiempo, no lo encontrará y si lo encuentra fue pintado en la última visita del Papa, y los automovilistas no lo respetan. La mayoría de los salvadoreños son habitantes de un territorio políticamente polarizado por la guerra y fragmentado por las necesidades económicas y subjetivas. Pero dentro de todo este caos, pequeños colectivos de gay y lesbianas empiezan a levantar la bandera del arcoiris; por primera vez en 1997 salieron a la calle el día del orgullo gay. Por primera vez, dejaron los locales sin autorización (2 ó 3 discotecas para hombres) o locales de "pensamiento progresista" (donde se mueven feministas extrañas y "marimachos") y marcharon en su pequeña manifestación, sabían que su estilo de vida podía suponer la agresión directa de algún radical violento, se enfrentaron a una sociedad donde la hombría (valor supremo) se demuestra por los delitos de sangre -en los casos extremos- cometidos y por todos los hijos que se van dejando tirados en una continua práctica de paternidad irresponsable.-en el ámbito de la vida doméstica. Estas mujeres y hombres son además de lesbianas y gay: tercermundistas, intentan reivindicar sus ideas entre una población prácticamente analfabeta, en una sociedad donde no se ha podido aún reflexionar colectivamente sobre "el valor huma(Sigue en la segunda página)no", donde el machismo no es una vivencia sólo masculina sino, además, una actitud fuertemente aceptada y valorada por las mujeres, en un pueblo donde la iglesia tanto Católica como Protestante son un poder fáctico cotidiano. Irónicamente, ni siquiera los grupos de izquierda aceptan públicamente la participación de lesbianas y gay en el movimiento revolucionario. Sí, también los gay y lesbianas fueron guerreros y guerrera, dejaron su vida en un campo de batalla, luchando por ideales de igualdad y de justicia. Durante la guerra su opciones fueron doblemente clandestinas: Guerrilleros/as- homosexuales. Para el FMLN se podía ser un guerrillero, pero no un maricón, eso estaba fuera de la moral revolucionaria y era una práctica desviada. Las lesbianas y los gais salvadoreños por ahora deben trabajar por la constitución de un colectivo homosexual. Tarea especialmente dura: el ser lesbiana o gay supone la constitución y opción de un estilo de vida, es por tanto una opción de vida, y en El Salvador el sólo hecho de vivir dignamente es de por si un privilegio. En El salvador se sobrevive, pero no sólo a nivel físico, se sobrevive a nivel de los derechos humanos. Las lesbianas y los gay para logar su objetio se ven obligados a generar una reflexión sobre la relación humana, una reflexión sobre la diversidad cultural, política, religiosa, genérica, etc., una reflexión sobre sus propios derechos y los de otros, una reflexión sobre la sensibilidad, sobre la ciudadanía ...etc., etc., ... es una sociedad donde todo parece que debe realizarce desde el principio. Es una tarea titánica, pero a diferencia de otras sociedades donde las reflexiones del colectivo de lesbianas y gais han sido posteriores a la constitución de los derechos de los otros, en El Salvador, el débil, el desprotegido legalmente, el marginado es la mayoría. En medio de esta mayoría ya se ha alzado la bandera del arcoiris, débilmente, pero ya somos parte del principio.

 

¡HÉTEROPETARDOS!

 

EL GOBIERNO Y SU MORAL PUNITIVA

Ya lo adelantó el editorial del número de septiembre de Planeta Marica: tener un noviete de catorce años teniendo tú diecinueve se va a poner difícil y se va a convertir en motivo de cárcel con el resurgir de los gobiernos que creen que su poder emana de Dios y no del pueblo, y que en cualquier caso no creen para nada en la libertad sexual de las personas. O a los trece o a los quince, ya veremos, pero estaba claro que los sectores más recalcitrantes de la derecha española aprovecharían el peligro de la amenaza pederasta para subir la edad de consentimiento y endurecer los castigos por "delitos sexuales". Lo peor es que no se trata de un movimiento involucionista que afecte sólo a nuestro país. La figura del "delincuente sexual", de entre los cuales el paedófilo se lleva, sin duda, la palma, está ya prácticamente identificada por la doctrina penal de países con gobiernos socialdemócratas, como Gran Bretaña. Aquí el Partido Popular nos lo castiga casi todo lo que pueda alterar "el proceso normal de formación o desarrollo de la personalidad" de los menores de edad. ¿El proceso normal hacia dónde? ¿Hacia una "saludable" y reproductivamente inclinada heterosexualidad? Las cosas se están poniendo así de feas: recortes a la libertad sexual y ninguno de los derechos tan largamente esperados. Todo sea que se encuentra la oportunidad de relacionar unas cosas con otras y nos veamos a algún destacado líder del movimiento gai de nuestro país apoyando la medida contra "las redes" de corrupción de menores.

 

CONTINÚA LA REPRESIÓN DE PERSONAS TRAVESTIDAS EN LA REPÚBLICA ARGENTINA

 

El Colectivo Arco Iris de la Ciudad de Rosario, en la Republica Argentina, ha vuelto a denunciar la continua persecución de las "minorías sexuales" en su país, y ha señalado que sólo en el último mes han sido detenidas más de 15O personas detenidas, según los libros policiales. El colectivo asegura que una cantidad parecida de gais podrían haber sido detenidos o demorados por ley, aunque ese dato no figura en el registro de la policía. El travestimos, la "prostitución escandalosa", las "ofensas al pudor" y los "actos turbatorios o molestias" están tipificados como faltas en la provincia y son comunmente utilizado contra travestidos y gai, y pueden ser, y de hecho lo son, motivo de arresto. Según el mismo Colectivo, el activista gai Pedro Paradiso ha sido amenazado de muerte con la connivencia de las autoridades de la zona y una travesti ha sido asesinada y abandonada en la vía pública por una ambulancia y un patrullero municipal. Para exigir la derogación de las leyes represivas y la salvaguarda de los derechos humanos, enviar correo electrónico a:Gobernadores de Santa Fesagarduy@mail.santafe.gov.ary al Colectivo Arcoiris:arcoiris@interactive.com.ar

 

EDITORIAL

 

LA GUERRA DE LA DIFUSIÓN, LOS PERIODICOS QUE SE LEEN Y SE OBSERVAN Y LOS QUE SIMPLEMENTE SE CONTEMPLAN

 

Una manera muy común de confrontar a un rival (a un "competidor" en términos puramente mercantilistas) es obviar su existencia, negarle todo alcance y trascendencia a lo que dice o lo que hace y no concederle ninguna forma de poder, ni siquiera el puramente simbólico. Algo se ha dicho en este periódico y nadie lo ha leído ni se ha querido dar por aludido, pero algunos de quienes antes nos sonreían cuando se encontraban con nosotros ya no lo hacen, y otros que se ponían rápidamente al teléfono cuando llamábamos ya ni siquiera lo descuelgan. Algún papel se le concede, por tanto, a este periódico en el mercado de las publicaciones gais de distribución gratuita (aunque sea el de "peligro potencial" o "mentira comunista") cuando, por ejemplo, Imani, empresa editora de la revista quincenal Shangay Express, envía a sus comerciales a muchos de los anunciantes que sostienen financieramente Planeta Marica para que dejen de insertar publicidad en esta publicación y lo hagan (¿sólo?) en la suya, justificando su depredadora actitud en base a nuestra "escasa difusión". La editora de Shangay muestra así (y una vez más) su carencia de escrúpulos comerciales aún cuando seguramente será consciente de las muy especiales circunstancias socio-históricas del colectivo humano al que se dirige. Nunca prestó demasiada atención al desarrollo de los derechos humanos de gais y lesbianas ni a su experiencia cotidiana (salvando la concerniente al ocio, que también está muy bien, porque aquí nadie ha propuesto que nos pongamos a llorar). Y por lo visto tampoco está dispuesta a permitir que lo hagan otros. Con su actitud también parece desconocer que los anunciantes que sostienen esta publicación lo hacen no tanto con una finalidad estrictamente publicitaria como por afinidad, si no ya con todos sus contenidos -lo que siempre es complejo y nada deseable en una comunidad plural y democrática-, sí con la intencionalidad de este proyecto. Tampoco está de mal recordar, si planteamos el asunto en términos básicamente técnicos, que aunque no nos cabe duda que la susodicha revista quincenal -entre otras cosas, por ser de producción industrial- tira más ejemplares cada mes que la nuestra y tiene un radio de difusión mayor, tampoco ha presentado en sus más de tres años de andadura ningún Control OJD (Oficina de la Justificación de la Difusión) ni ha justificado jamás notarialmente su tirada. Luego en cifras absolutas de difusión "dime loque quieras que yo haré acto de fe para creerte". Por otra parte, tampoco debe resultarle a la editora de Shangay tan mal pensado este subproducto del rojerío marica en crisis, aún a pesar de su escasa difusión, cuando siendo este periódico el único con vocación de publicación de análisis y debate político y cultural, aquélla ha optado por introducir entre las secciones de su revista algunnas que cumple esa precisa función. Y todo estPo ocurre precisamente después de una primera toma de contacto entre los editores de Planeta Marica y uno de los principales accionistas de Imani, entrevistado no en calidad de tal si no por su cargo, de carácter político, en la ejecutiva del Colectivo de Gais y Lesbianas de Madrid (COGAM). Por último, creemos que es bien sabido que nuestro proyecto editorial tiene mucho más que ver con la cultura asociaciativa que con la tradición empresarial de la comunidad gai (la cual es, por otra parte, muy respetable y muy necesaria para que podamos comer quienes ni somos funcionarios ni podremos salir del gueto profesional never again). Que este periódico es producto y propiedad del colectivo de personas que lo escriben, lo editan, le buscan imágenes, se encargan de sus traducciones, lo llevan a la imprenta, lo distribuyen, lo ayudan financieramente, etc. Que la formación de ese colectivo de voces, ideas y voluntades constituye el objetivo mismo del periódico. Que sólo tendrá sentido mientras exista ese colectivo de personas que quieran sacarlo mensualmente a la calle. Que de momento seguimos con entusiasmo para conseguirlo. Y que, si en cualquier caso, no lo conseguimos -como se dijo en una otra esquina del Planeta Marica-, pues nada, nos pondremos a hablar de trapitos. Lo cual, como todo el mundo sabe, es una cosa que entretiene y, a veces, hasta enriquece, muchísimo.

 

EN LA ORBITA DEL TALLER

 

TRAYECTO FINAL

(Antonio Rojo)

 

Después de salir del portal giró la cabeza hacia atrás. La luz del día convertía la cristalera de la puerta en un espejo y Jaime se detuvo para mirarse. La imagen con la que el muchacho se encontró era poco nítida así que entrecerró los ojos tratando de captar mejor su silueta. Ensayó una sonrisa frente al cristal pero ésta enseguida se transformó en una línea seca entre sus labios. Se preguntó por qué insistía en descubrirse tras los espejos si no cesaba de ver lo mismo: un enano que no parecía sobrepasar los once años a pesar de tener ya casi los catorce. De pronto enrojeció al pensar que hubiese alguien observándolo y echó a correr tan deprisa que apenas si alcanzaba sus propios pasos. Se detuvo frente a la boca del metro, la fiesta de cumpleaños era en Moncloa. Cuando Adolfo, un compañero del colegio, le dijo que también él estaba invitado se alegró, no era frecuente que lo tuviesen en cuenta. Sin embargo, en ese instante, mientras bajaba las escaleras y preparaba el dinero para sacar el billete, tuvo miedo. Se imaginaba a todo el mundo divirtiéndose en casa de Adolfo y a continuación a sí mismo, callado, incapaz de moverse, escondido en algún rincón de la fiesta. Iba a darse media vuelta cuando un señor le increpó para que sacase el billete de una vez, que vaya cola que estaba formando, y Jaime, avergonzado, siguió hacia delante. Después de pagar anduvo hasta el andén y por fin cogió el metro. Al entrar quedó aprisionado entre otros cuerpos, más bien hundido porque todos cuantos lo rodeaban le sacaban una o dos cabezas por lo menos. Vislumbró una ranura entre el brazo de una chica joven y el pecho de un señor y procuró colocarse de modo que su vista pudiera escapar por aquel espacio. Así permaneció unos minutos. En la siguiente estación bajaron algunos pero subieron otros y la situación del chico continuó siendo prácticamente la misma. Alguien le presionó levemente en la entrepierna y esto le recordó que tenía ganas de mear. Volvieron a propinarle un ligero golpe en la pilila y agachó la cabeza cuanto pudo para ver quién le daba. Era un negro agarrado a la barra con una sola mano y que se bamboleaba con el traqueteo del metro. El brazo suelto volvió a chocar contra el pito de Jaime. Levantó la vista hacia el negro pero éste parecía no inmutarse. No había gestos en el color de su piel. Los roces se fueron repitiendo con mayor frecuencia y el paquete del chico aumentó de tamaño. Tragó saliva y fijó de nuevo la mirada en el negro. El brazo de éste volvió a golpearlo, esta vez en un toque que resultó ser solamente de ida, la mano se le pegó en los huevos, pero el negro no daba a entender que aquellos dedos pudiesen ser suyos. Ni siquiera parpadeaba. Jaime tragó saliva, segregó varios chorros de golpe, y a continuación ni una gota. Su garganta se quedó completamente seca. Los dedos del negro empezaron a estirarse como en un bostezo, parecían despertar e ir cobrando vida propia. Sin despegarse del pantalón del chaval buscaban la forma oculta de su miembro erecto. Jaime detuvo la respiración durante unos segundos. Un ruido rasgado y tenue le anunció que el negro le estaba bajando la cremallera del pantalón. Su semblante se pintó de rojo, buscó con su mirada la del negro pero no pudo encontrarla. El negro, ajeno a su propia mano, jugaba con sus labios a construir un silbido de indiferencia. Jaime notó cómo el elástico de sus calzoncillos daba de sí y unos dedos calientes se adentraban por ellos. El contacto de la carne ajena sobre su piel le estremeció. Hizo un ademán para llevar sus manos hasta la bragueta y cerrarla rápidamente. Una de ellas, aprisionada entre otros cuerpos, no pudo moverla, pero la otra cayó sobre los dedos del negro. Sin embargo no hizo nada para ahuyentarlos, al contrario, después de fijar la mirada hacia ninguna parte, acarició, consintiendo, la piel suave de los dedos ajenos que ya asían su sexo. La mano del negro era grande y su minga, un pedazo pequeño. El negro la sujetaba utilizando solamente dos dedos. Los deslizaba cuidadosamente, sin dañarlo. Jaime trataba de contener sosegado el ritmo que empezaba a galopar en su pecho. Empezaron a fluir algunas gotas de sudor en su frente, se restregó la lengua entre los labios e inspiró con violencia el aire siempre escaso de la atmósfera subterránea. El negro soltó su todavía excitado apéndice y la desilusión se marcó en la cara del chico. Volvió a buscar sus ojos y esta vez pudo hallarlos. Jaime respiró tomando todo el aire que era capaz de contener en su interior y consiguió crecer unos centímetros. Mantuvo la mirada fija en el negro y dejó que sus párpados cayeran algo más del tiempo necesario. Al levantarlos pudo ver el guiño que el otro le dedicaba antes de cogerle la mano con sus suaves dedazos. Le estiró del brazo con un movimiento lento, imperceptible para el resto de los viajeros y depositó la mano de Jaime sobre una rama blanda, enorme, tierna y fuerte. Sus dedos abrazaron esa polla inmensa, inabarcable y eterna sin saber qué hacer. El sudor se le volvió frío, la cabeza apenas se le sostenía erguida. Miró de reojo a cuantos les rodeaban, no vio que nadie estuviese al tanto del regalo que el negro había puesto en su mano. Sus músculos no articulaban ningún gesto, el otro vino en su ayuda. Los dedazos presionaron la mano que se agarraba al placer de ambos y marcaron un ritmo de iniciación. Jaime aprendió en seguida y el negro dejó que prosiguiese él solo. La piel de aquel miembro transparentaba los montículos y pliegues del mejor trozo de carne que jamás habría imaginado. El glande se descubría ofreciéndole el sabor de un deleite interminable a lo largo de su contorno. Jaime lo apretaba, lo aprehendía y lo devoraba con sus dedos pequeños adheridos a aquel pedazo de cuerpo. Cuando el metro se detuvo al final del trayecto Jaime vio que el otro se apresuraba a guardar su sexo y él alcanzó a imitarlo antes de que nadie consiguiese verlos. Mientras salían, el negro aún se atrevió a pegar la manaza sobre sus nalgas y a apretarlas en un gesto de despedida. Después se alejó corriendo. Jaime lo siguió con la vista hasta que se esfumó entre el gentío. Aún tocó con su mano el calor que el negro había dejado en su trasero. Suspiró y, antes de echar a andar hacia la fiesta de cumpleaños, contempló su imagen reflejada en los cristales de las ventanillas del metro que comenzaba a moverse para iniciar nuevamente el trayecto. Parecía más alto, y sonrió.

 

HARTZA POLAR

 

EL LIGUE DE VÁTER

 

Existe una esfera de la vida gay que no sale en las guías, que no está patrocinada por el dinero rosa, que tiene mala fama, que no nos da buena imagen, y que es gratis: ligar en los váteres. Desde no se sabe cuándo muchos gais se pasean por los váteres de las estaciones de trenes y autobuses del mundo para ligar. De Guatemala a Corea, de Burgos a Noruega, entramos en silencio simulando mear, miramos al hombre que está a nuestro lado usando un código binario simple: si termina de mear, no entiende; si permanece indefinidamente a tu lado simulando mear, entiende, y empieza el juego. Es una escena sin palabras, sin nombres, donde se goza mirando al otro, con la expectativa del sexo, con la excitación de un ligue. Se supone que el ligue de váter es el último recurso ("lo más bajo"), la última esperanza para esos gais que viven fuera de los guetos rosas -o sea, la inmensa mayoría-: los gais de los pueblos y de las ciudades pequeñas, los gais del armario empotrado, los casados, los viejos, los vergonzantes, o los que no tienen dinero para pagar las discotecas de moda. Se juzga moralmente esta conducta -y lo que es peor, a esas personas- (incluso desde el mundo gay), se considera un ligue cutre, un mundo chungo y sucio, gente rara, o paleta. Sin embargo, los váteres públicos son un lugar de aventura, de excitación, de desafío, de juego, una faceta más del ligue, sin los adornos (y las clavadas) de los bares de ambiente ortodoxos. A pesar de los intentos de la policía y de las autoridades para combatir a esas plagas de maricones que infectamos los váteres (se van cerrando los que eran públicos, los guardias jurados merodean por los de las estaciones -y alguno habrá ligado, y nos alegramos-), una y otra vez los reconquistamos, para desesperación de los garantes del hétero-orden público. El ligue de váter, se practique de manera vergonzante o gozosa, amarga o alegre, es un espacio de subversión, que no se puede controlar, ni ordenar, ni cerrar, ni comercializar (aunque todo llegará, quizá las empresas rosas empiecen pronto a esponsorizar váteres públicos de diseño que se abran sólo con la VISA Navratilova). En este territorio mudo, ¿quién me impedirá mirar al de al lado, quién nos impedirá quedarnos allí largo tiempo si nuestras miradas coinciden?

EL CURSO DE LOS ASTROS

 

TESIS DOCTORALES SOBRE LESBIANAS Y GAYS EN FILOLOGIA Y BELLAS ARTES

Está muy extendida la idea de que la presencia de lesbianas y gais ha sido mucho mayor en el terreno de la literatura y de las bellas artes. Y seguramente no es equivocada ya que, como ha señalado Steiner (1985, p. 14), "no hay sencillamente ninguna lista que podamos contraponer en el campo de las matemáticas, la física, la astronomía o la ingenie-ría a la amplia relación de poetas, novelistas, artistas plásticos, estetas o pensadores homosexua-les". Desde hace siglos, incluso desde antes de que las ciencias sociales se constituyesen como tales, la literatura prestó más atención a observar y revelar aspectos como la emoción y el deseo característicos de las relaciones sexuales. Esta tradición literaria, no obstante, ha sido ampliamente ignorada por los científicos sociales en su vano esfuerzo de emular a las ciencias naturales. El conocimiento literario ha sido desechado como algo efímero e idiosincrático. Sin embargo, un retrato literario bien trazado de una relación sexual puede revelar componentes básicos de las motivaciones y actitudes que pueden tener un valor empírico y teórico inestimable para la investigación de los científicos sociales. Kellogg (1985, p. 3) ha categorizado en cuatro las razones por las que un autor puede tratar el fenómeno de la homosexualidad: utópicas, políticas, sociológi-cas y psicoló-gicas (lógicamente, algunos autores escriben de homosexualidad por más de un motivo). No es de extrañar, por tanto, que en los últimos años estén comenzando a aflorar investigacio-nes y estudios que tratan de rastrear las "marcas" de la preferencia sexual en la interpreta-ción de los textos mediante lo que se ha dado en llamar "lectura homosexual" de las obras (Flannigan-Saint-Aubin, 1992). Como ya indicábamos en el anterior Planeta marica, en la búsqueda realizada en la base de datos Teseo de tesis doctorales que estudian, en mayor o menor medida, a lesbianas y gais, cinco de ellas se enmarcan en el terreno de la literatura, una en el de la lexicogra-fía, otra en el de las bellas artes en general y otra en el de la cinematogra-fía en concreto. Una de las tesis doctorales ("Secreto a voces: enunciación y homosexualidad en el texto teatral: Tennessee Williams y Joe Orton" de Alberto Mira Nouselles, Universidad de Valencia, curso 93-94), trata precisamente de determinar cómo es posible identificar en el texto dramático una serie de elementos que remiten a la identidad del autor. Estas reflexio-nes se aplican posteriormente a la obra de dos dramaturgos (Tennessee Williams y Joe Orton) para estudiar las representaciones del homosexual en relación a dos estructuras paranoicas de discurso: el armario y la homofobia. Otra de las investigaciones ("Narrativa y homosexualidad: temas literarios en la ficción gay norteamericana contemporánea" de Carlos Martín Gaebler, Universidad de Sevilla, curso 88-89) analiza la plasmación de la imaginación homosexual en la ficción norteamericana mediante el estudio pormenorizado de seis paradigmas temáticos identifica-dos por el autor a partir de un extenso corpus novelístico que cubre el período que va desde finales del siglo XIX hasta 1988. Los ejes temáticos analizados y ejemplificados mediante citas textuales son el rito de iniciación, el mito de Arcadia, el orgullo gai como elemento apologético, el entorno urbano como aglutinante cultural, el sida como metáfora de la dialéctica amor-muerte y la interacción del protagonista gai con el entorno familiar. Se presta una atención especial a la producción novelística surgida en Estados Unidos a partir de la irrupción del movimiento gai en 1969. La tercera de las tesis de crítica literaria ("Morfología y sintaxis del mito en la narrativa de Michel Tournier" de M. Eugenia Peñalva García, Universidad de Sevilla, curso 95-96) analiza dos textos de la obra narrativa de Michel Tournier: Le roi des Aulnes y Les metheores. Aunque la finalidad de esta tesis no es hacer una "lectura homosexual" de estas obras, se analiza el mito de la gemelaridad, del andrógino y del doble en la segunda de las novelas, que narra dos historias que se entrecruzan: la vida común y la separación de dos gemelos por un lado, y las aventuras de un homosexual dedicado al reciclaje de basuras por otro. La única tesis que estudia la literatura lesbiana es la de M. Pilar Sánchez Calle ("Raza y género en la obra de Audre Lorde", Universidad Complutense de Madrid, curso 94-95), que analiza la poesía y prosa de la escritora afroamericana Audre Lorde (1932-1992). Desde el punto de vista de la crítica afroamericana y feminista el estudio se centra en la raza y el género como elementos articuladores del lenguaje de Audre Lorde, quien nombra sus diferencias respecto a la sociedad blanca y heterosexual en la que ha vivido la mayor parte de su vida, logrando romper el silencio sobre éstas y favoreciendo una visión positiva de la diferencia, lo que constituye uno de los pilares de su pensamiento. La última de las tesis "literarias" ("La imagen refleja: el espejo en la lírica española del siglo de oro y la tradición" de Paola Borrazzo, Universidad de Salamanca, curso 94-95) estudia el tema del espejo y el mito de Narciso como tópicos literarios. Aunque no es el tema central de la investigación, incluye un breve análisis del fenómeno del narcisismo (en estrecha relación con la homosexualidad) en Lorca y Cernuda. La tesis que hemos denominado "lexicográfica" ("Connotaciones negativas de los términos de nacionalidades europeas en inglés" de Francisco Díez Nieto, Universidad Complutense de Madrid, curso 89-90) analiza 810 expresiones de connotación negativa alusivas a los países europeos, uno de cuyos términos es siempre un nombre de nacionali-dad (British, Duth, German, Irish, etc.). Se estudia un total de 24 nacionalidades distintas, dedicándose 10 apartados a las connotaciones sexuales: acto sexual, homosexualidad, sexo oral, E.T.S., etc. En el campo de las bellas artes sólo aparece en Teseo una tesis ("Homoerotismo en la iconografía de San Sebastián Mártir: una visión desde el presente" de José Manuel Buján Bran, Universidad del País Vasco, curso 95-96) que identifica y estudia todas las huellas homoeróticas que asoman a lo largo de la historia del arte en las imágenes de San Sebastián Mártir. El trabajo analiza los distintos elementos de la iconografía sebastiniana (representación del cuerpo, de las vestiduras, del cabello, de los ángeles, mujeres o soldados que le acompañan, etc.) en un intento de asentar científicamente lo que durante siglos fue una opinión extendida, i. e., que las representaciones de San Sebastián Mártir debían mucho al homoerotismo de las esculturas de la Antigüedad. Otra tesis ("El género cinematográfico la comedia dramática en la década 1985-1994" de Claudia Rausell Koster, Universitat de València, curso 96-97), estudia los rasgos y las causas de la aparición o auge de este nuevo género cinematográfico, especial-mente prolífico en la última década, que se caracteriza por abordar conflictos actuales. Los temas tratados más frecuentemente son el paro, el sida, la homosexualidad, el racismo, la discrimi-nación sexual o los desarreglos psicológicos, pero con distancia crítica, desde una enuncia-ción irónica que no toma partido ante los conflictos expuestos y es reponsable de esa sonrisa de asentimiento con el autor que esboza el espectador.Referencias: Flannigan-Saint-Aubin, Arthur (1992): The mark of sexual preference in the interpretation of texts: preface to a homosexual reading. Journal of Homosexuality, 24(1/2), p. 65-88. Kellogg, Stuart (1985): Introduction: the uses of homosexuality in literature. En: Kellogg, Stuart (ed.): Essays on gay literature. New York: Harrington Park Press, 1985, p. 1-12. Steiner, George (1985): A modo de prólogo. En: Steiner, George; Boyers, Robert (comps.): Homosexualidad: literatura y política. Madrid: Alianza Editorial, 1985, p. 7-15.

 

SIDA TERAPIAS

 

RETRASOS EN EL SUMINISTRO DE INHIBIDORES DE LA PROTEASA Y LA TRANSCRIPTASA DEL VIH

 

El pasado 22 de enero dos nuevos fármacos recibieron el dictamen favorable de la Agencia Europea para su sometimiento a la Evaluación de Medicamentos (EMEA). Agouron Pharmaceuticals, radicado en California, ha anunciado la aprobación en la Unión Europea de su inhibidor de la proteasa del VIH nelfinavir mesylate (Viracept) para el tratamiento de la infección por VIH en adultos y niños en combinación con antirretrovirales análogos de nucleósido. Según el comunicado de prensa de Agouron, nelfinavir es el primer inhibidor de la proteasa que en la Unión Europea recibe simulltáneamente la aprobación para su formulación adulta y pediátrica. Sin embargo, el Grupo Europeo de Tratamientos del Sida ha expresado su preocupación por los problemas de suministro del fármaco recién aprobado. Por otra parte también Boehringer Ingelheim ha anunciado que su fármaco nevirapina, primer inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido, recibió su eurolicencia el mismo día. Desde su Aprobación por la EMEA hasta su autorización por parte del Ministerio de Sanidad español, y por tanto comercialización en nuestro país, puede pasar bastante tiempo, durante el cual ambos fármacos deben solicitarse como "medicamento extranjero" al Servicio de suministros de medicamentos del Estado (Medicamentos Extranjeros), fax: (91) 3155247 / 315569. Por tanto: Una vez más el discurso europeista de las autoridades no se corresponde con la realidad, ya que la aprobación de un fármaco por parte de la Agencia Europea debe esperar aún la aprobación de las autoridades españolas: ¿no se fía el Ministerio de las autoridades comunitarias? Algunas fuentes creen que el Ministerio no tiene mucha prisa en asumir nuevos costes farmacéuticos, por lo que el visto bueno puede prolongarse más allá del tiempo estrictamente necesario y perjudicando a muchas personas con sida que desean acceder a esos tratamientos. Si quieres apoyar su inmediata aprobación puedes hacerlo por fax a:-José María Romay Beccaría, Ministro de Sanidad y Consumo: 429 35 25 O por carta a:-Paseo del Prado 18, 28071 Madrid.

 

 

VIDA URBANA

 

EL NOVIO TAMAGOCHI

 

Incluso nosotras, avispadas habitantas de los espacios siderales, tenemos algunas tardes de lo más tonto. Suelen coincidir con el paso de los asteroides por Virgo, que nos baja la libido, o el cambio de casa planetario de Saturno, que con la tontería de los anillos se nos va el santo al cielo. Sin ir más lejos, pensaba yo la otra tarde qué se podría regalar a alguien querido en estas fechas tan tontas de San Valentín. ¿Se os ocurre algo mejor que un novio tagamochi? Pensadlo bien. Todos los inconvenientes de los chulos de carne y hueso descartados y todas sus ventajas multiplicadas al infinito. Nuestro novio tamagochi. ¡Ilusionadas como un niño o como la mare de un niño con tamagochi-bicho! Fuente inagotable de pasiones sin cuento. En primer lugar, y gracias a nuestro novio tamagochi, seremos las más modernas. Olvidad los pelos de colores, los chillouts, los piercing y el tecno. A partir de ahora nadie podrá decir que estamos fuera del futuro. Además le alimentaremos (se acabaron las discusiones sobre quien pide la pizza), le bañaremos (nunca más el tapón abierto del dentrífico ni el gel derramado por la superficie de la bañera, piernas rotas seguras), le vestiremos (esa camisa te la regaló tu ex y además de horrorosa te sienta como un tiro), le limpiaremos las caquitas (ya nunca más dirá que eso de la coprofilia es una perversión y una guarrería), le despertaremos por la mañana (sin malos humores), le acosteremos por la noche (ni una sola excusa más sobre el débito conyugal, ni un sólo dolor de cabeza, nunca más las tardes perdidas en las saunas parques). Y no sólo eso. Nuestro novio-tamagochi responderá a las inquietudes que nosotras le queramos programar. Al fin solos con Mahler, se acabó Mónica Perales. Los videos, siempre hard y de Katalina, nunca soft. La literatura, de la que se puede leer es la que prefiere nuestro novio. Por fin tendremos nuestro buzón libre de revistas de anuncios. Nuestro novio tamagochi siempre pendiente de nosotros, nunca de los demás, siempre dispuesto y siempre sonriente. Y si no, a ejercer sobre él todo tipo de torturas o la completa desprogramación. Como mi tamagochi es mío si quiero le doy angulas y si quiero lo mato a palos. Con las mismas, podremos ampliar nuestra colección de seres virtuales que nos satisfagan, en lugar de los que habitualmente nos putean. Mi jefe tamagochi cada vez me paga mejor, recita extasiado mi convenio laboral y jamás me va a tener en la tesitura de tener que aceptar horas extras. Mi familia tamagochi no sólo sabe que soy gai, sino que su mayor ilusión es verme convertido en una maricona de escándalo, subida a los tejados proclamando al mundo que yo no soy esa que tú te imaginas, sino alguien mucho peor que sólo espera una oportunidad para hundiros. Mis amigas tamagochi, nunca deprimidas, siempre dispuestas a alegrarse por nuestros éxitos, a ir con nosotras de fiesta y pagar nuestras copas, nunca temerarias como robarnos un novio, o dos, por supuesto inteligentes y divertidas, de amena conversación y un gran fondo de amor sólo para nosotras, que en el fondo (y en la superficie), nos los merecemos todo. Y los colectivos gais-tamagochi, donde se piensa, se lee, se discute, se analiza, se debate... a ver si por fin los locales de los mismos dejan de ser una mezcla entre terapias de grupo para maribollos deprimidos y un baile de debutantes; con sus cuotas tamagochis, que al ser virtuales impiden que les pase cualquier cosa extraña, como que se nos convierta en un tamagochi radical. Y nuestros bares tamagochi, donde seremos la más solicitada del cuarto oscuro y nunca se nos criticará por ello. Nuestra televisión tamagochi que será amena, plural y divertida. Las empresas tamagochi que siempre darán dinero y nunca preocupaciones. Y los hijos tamagochi, que nos ahorrarán el sinvivir que nosotras pasamos viviendo en el perjudicial seno de una familia absolutamente heterosexual a la que tuvimos que hacer frente con todas nuestras fuerzas; y los ordenadores tamagochi, que nos hacen el curro, y los callos a la tamagochi, que nunca nos sientan mal...Piiiiiiiiii ¡Ay, lo siento, que me pita el novio! Os dejo.

 

 

AGENDA

 

LA LUPE, CAFE CANTINAJueves Actuaciones, a las 23.00 h.J.26 de marzo:Los AiloviusJ.19 de febrero: Las DrásticasJ.5 de marzo: Antonia SanjuánJ.12 de marzo: Superestreno del nuevo cabaaret basura de Los TapperwearAbierto todos los días desde las 16.00 h.THE MOSKITO, BARAbierto de lunes a sabados a las 20 h., domingos a las 18h.Dj`s: ueves a las 23 h. viernes y sábados a las 24 h V 27 y S de febrero: Jorge Molero:J 5 de marzo: IñimaxV 6 de marzo: Ashe HHe RoomS 7 de marzo: KikónJ 12:de marzo Fiesta SushimovilV 13 de marzo: SilvexS 14 de marzo;MullerheadzJ 19 de marzo: NanoV 20 de marzo: PazS 21 de mazo: JRJ 26 de mazo FloroV 27 de marzo: CirilS 28 de marzo: Jorge MoleroKAPPA, CAFE BARExposiciones de pinturaAbierto todos los días de 20.00 a 00.30 h.EL MOJITO, BARAbierto a diario.De lunes a jueves: de 21.00 h. a 02,30 h. Fines de semana: de 21.00h. a 03,30 h.HOTTodos los jueves streap-tease. De hombre, claro.Abierto todos los días de 20.00 a 24.00 h.BERKANA, LIBRERIAAbierto de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 h y de 17.00 h a 20.30 h. .de 12.00 h a 14.00 h y de 17.00 h. a 20.30 h.SEXOLÓGICA, LIBRERIAGlamour, Música, Cine e Ilustración.Casi todos los temas en libros, revistas, comics, posters, postales, fotos, pegatinas, fanzines, caratulas canal +.PARÍS-HOLLYWOOD STARS, VIDEOCLUBAbierto de lunes a sabado de 10,30h. a 21,30h. ininterumpidamente. Domingos y festivos de 12h a 15h. y de 16h. a 19h.Venta, cambio y alquiler en video y cd-rom.Más de 4000 títulos, con casi todos los temas Últimas novedades y renovación constante.Precios superconómicos y ofertas continuas a diario.JOSE SEGOVIA, MASAJES Terapia personalizada. Técnicas de masaje sueco, deportivo, drenaje linfático manual, aromaterapia y relajación, digitopuntura y streeching.Bonos especiales.Atención de lunes a sábado, 17.00 a 22.00 h.BARBERILLO DE LAVAPIESAbierto a diario desde las 19.00 h.ACHURI, RESTAURANTEExposición permanente de arte africano.Comidas y cenas.Menús especiales vegetarianosESKALERA KARAKOLA,KASA OKUPADA DE MUJERESJueves bollero, viernes tetería, sábados y domingos de tapeoAsambleas abiertas a todas las mujeresFRAUEN, ASOC. CULTURALVuelve a abrir tras varias semanas de jaleo y reparación. Y volverán los ciclos cinematográficos y los recitales.

LA ATREVIDA,ENOTECAVinos y productos con Denominación de OrigenDeliciosas tapas y racionesQuesos y embutidos de la penínsulaVermut de barril, cervezasAbierto a diario de 12.00 a 16.00 h y de 20.00 a 01.00 h. Lunes cerradoFines de semana por la mañana Migas en el aperitivoPRADO REBELDE, MASÍAVacaciones, relax y cancaneo en el Ampurdán de Girona.Reservas durante todo el día en el tlf 972 63 50 37MARCELO SOTO, TALLER DE ESCRITURA CREATIVAPara narrar historias, para construir personajes, para dialogar de forma creíble, para describir con los cinco sentidos.c/ Hortaleza 62, 1º D. Tlfno: 531 18 15. E-mail: msoto@arrakis.esBAR BOGAEl mejor rock and roll de la sierra. Abierto a diario de 9 a o2.30, excepto lunes. Todos los jueves, jam session(Villalba)