MARATÓN

POSPORNO

Pornografía, pospornografía:

estéticas y políticas

de representación sexual

MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO DE BARCELONA 6-7 JUNIO 2003

SEMINARIO

dirigido por BEATRIZ PRECIA

6 y 7 de junio de 2003ión previa. Plazas limitadas

SIONES PÚBLICAS

VIERNES, 6 JUNIO

 

11 - 12 h

PRESENTACIÓN DEL SEMINARIO

Beatriz Preciado

Crítica de la razón porno

12 - 14 h

CONFERENCIA

Thomas Waugh

La arqueología visual de la lujuria:

una historización de la gráfica gay

pornográfica anterior a Stonewall.

En esta conferencia se presentarán

algunos de los desafíos

historiográficos y teóricos a los que

se enfrenta en su investigación el

libro más reciente del

conferenciante, Out/Lines:

Underground Gay Graphics from

Before Stonewall (2002).

17 - 20.30 h

DEBATE

Culturas posporno

Con la participación de:

Juan Antonio Suárez

Pospornografías y posmodernidades

en el cine y el video independiente

Javier Sáez

El macho vulnerable: pornografía y

sadomasoquismo

Joan Pujol y Elena Torres

Autopornografía

(Las ponencias incluyen proyección de escenas

de cine sadomasoquista leather.)

22 - 1 h

TALLER. Encorps

Post-porno Traffic

Abierto a diez

participantes que podrán

inscribirse al taller al comienzo del

seminario. El taller será retransmitido

por circuito cerrado y podrá ser

seguido por el público.

 

SÁBADO, 7 JUNIO

 

11 - 13 h

CONFERENCIA

Marie-Hélène Bourcier

Sexorcismo: una lectura

pospornográfica de Fóllame

17 - 20.30 h

DEBATE

Feminismo, posfeminismo y

pornografía

Con la participación de:

Beatriz Preciado

Arquitecturas porno: Playboy y la

invención de la pornografía

multimedia en los años cincuenta

Fefa Vila

Feminismo prosexo y pospornografía:

Tengo, tengo, tengo… Tú no tienes

nada

LICIT (Diana Zapata)

¿Pornografía y prostitución, o

performance y trabajo sexual?

22 - 00 h

CONFERENCIA-PERFORMANCE

Annie Sprinkle

Mis treinta años

de puta multimedia

Programa sujeto a cambios de última hora

 

La Maratón posporno es un proyecto intensivo que incluye conferencias,

discusiones, prácticas performativas, proyecciones y documentación,

a fin de facilitar la reflexión en torno a la pornografía, las

nuevas tendencias pospornográficas y las diversas estéticas y políticas

de representación sexual contemporáneas.

En 1990, cuando Annie Sprinkle –trabajadora sexual y actriz porno

norteamericana– utilizó por primera vez la expresión “pospornografía”

para presentar su espectáculo The Public Cervix Announcement,

en el que invitaba al público a explorar el interior de su vagina con

la ayuda de un espéculo, nació un nuevo género de representación

del sexo, crítico tanto con la imagen del sexo generada por la medicina

como con la generada por los códigos de la pornografía tradicional.

A la “verdad del sexo” pornográfico –recogiendo una fórmula

de Foucault– Sprinkle oponía la producción teatral y artística de diversas

ficciones del sexo. Durante los últimos años, la iniciativa de

Sprinkle ha encontrado continuidad, desde diferentes ámbitos y con

diversas inscripciones teóricas y estéticas, en los trabajos de Shelly

Mars, Fatal Video, Virginie Depentes, Del LaGrace, Bruce La Bruce…

Todos ellos comparten una misma perspectiva: quienes hasta ahora

habían sido el objeto pasivo de la representación pornográfica (“mujeres”,

“actores y actrices porno”, “putas”, “maricas y bolleras”, “perversos”,

etc.) aparecen ahora como los sujetos de la representación,

cuestionando así los códigos (estéticos, políticos, narrativos…) de

visibilidad de sus cuerpos y prácticas sexuales, la estabilidad de las

formas de hacer sexo y las relaciones de género que éstas proponen.

Esta perspectiva crítica abre una brecha en la historia de la representación

de la sexualidad, convirtiendo la pornografía en un género

histórico preciso que quizás hoy estemos, por primera vez, en

situación de analizar críticamente, y quién sabe si de dejar atrás.

Desde el punto de vista de la pospornografía, la pornografía es un

régimen de representación de la sexualidad que comienza en el siglo

XVIII, contemporáneo del recrudecimiento de otros discursos normativos

sobre la subjetividad, como el derecho o la medicina, y se caracteriza

por dar visibilidad a un conjunto de prácticas y de cuerpos que

aparecen o bien como normales o bien como perversos. Como estilo

cinematográfico crea una sintaxis exacta, inmediatamente reconocible:

desnudez del cuerpo femenino, desmembración del cuerpo en

“órganos sexuales” y “no-sexuales”, privilegio de los “órganos sexuales”

en el primer plano (tradicionalmente reservado al rostro en el

cine), montaje repetitivo de la mecánica, más o menos afortunada,

de la penetración, la felación y el cum shot

Si bien siempre hemos creído que la pornografía estaba acosada

por sucesivas olas de censura religiosa, moral o gubernamental, que

impedirían representar el sexo “tal como es”, la crítica de Foucault

ha puesto de manifiesto que el discurso de la pornografía no puede

ser ni reprimido ni censurado, puesto que es el reflejo –como exceso

visual– de las disciplinas económicas, médicas, legales, familiares

y educativas de la modernidad. Todas ellas comparten con la

pornografía el esfuerzo por normalizar o patologizar, por mostrar u

ocultar diversas prácticas corporales. En este sentido, la pornografía

no es sino un discurso entre otros sobre la “verdad del sexo”.

Sería más correcto, señala Foucault, hablar de “censura productiva”,

es decir, de la pornografía como pedagogía prescriptiva que nos dice

qué es el sexo y cómo se debe hacer.

Esta situación parece llegar hoy a su momento de máxima expansión

y globalización, gracias a diversas tecnologías de producción y

difusión audiovisuales y digitales, así como a los discursos sobre el

cuerpo producidos desde la cultura cibernética. Y sin embargo, paradójicamente,

por primera vez su hegemonía discursiva parece ponerse

en tela de juicio.

Sin embargo, la verdadera crítica contra el régimen de representación

pornográfico no procede de gestos jurídicos o morales que

pretenden acabar con esta representación de la sexualidad criminalizando

o prohibiendo su producción y difusión. No se trata de que la

sexualidad sea privada o pertenezca al dominio de lo no representable,

como reclaman ciertos movimientos del feminismo conservador

o de la derecha y la izquierda abolicionistas. Por el contrario, la pospornografía

afirma que la sexualidad es siempre representación, siempre

performance. Se trata, por tanto, de evitar el monopolio de la

representación, de oponer resistencia a la regulación normativa de

la performance que se hace pasar por la verdad natural del sexo. La

pospornografía trata de crear representaciones de la sexualidad divergentes,

minoritarias, alternativas a las propuestas por la pornografía

dominante.

Llamaremos “pospornografía” a un conjunto de performances, instalaciones,

imágenes, textos y en general representaciones visuales

que resultan de una perspectiva crítica ante la pornografía dominante

y sus estereotipos de género y sexo. Se afirma así una nueva estética

de representación de la sexualidad que, lejos de renunciar de

manera purista a posiciones políticas, emerge precisamente de una

politización de la mirada pornográfica.

Existe una cultura “porno”, igual que existe una cultura del cine

experimental o del cine de autor. Sin embargo la discusión sobre los

estilos, las técnicas y los modos de producción de la cultura pornográfica

se ve limitada por la falta de archivos pornográficos, así como

de recursos teóricos para el análisis histórico y crítico de la pornografía.

(Falta de textos, de catálogos, diccionarios y cátedras “porno”,

por ejemplo.) Entre la negación abolicionista del feminismo conservador

y otros moralismos de diversa índole y la aceptación silenciosa

del usuario anónimo es posible generar un discurso, abrir un

espacio de saber y de acción pospornográficos.

La Maratón posporno presentará un conjunto representativo de

documentos de la pornografía del siglo XX, ofrecerá acceso al debate

teórico en torno a la pornografía y dará a conocer las nuevas tendencias

pospornográficas. Todo ello en una maratón que se extenderá

durante dos días y dos noches, y que incluye varios tipos de intervenciones:

conferencias, proyección de clásicos de la cultura pornográfica

y pospornográfica, discusiones sobre los pornos y su

inscripción visual, estética y política, y talleres y performances.

 

 

 

INSCRIPCIONES

Plazo de inscripción:

Del 12 de mayo al 5 de junio de

2003, en la recepción del Museo

(martes cerrado)

Mayores de 18 años

Plazas limitadas

Precio:

Tarifa normal: 30 e

Estudiantes y parados: 24 e

Amigos del MACBA: 18 e

Para más información:

Tel 93 412 08 10 (ext. 382) de

lunes a viernes, de 10 a 14 h

servcult@macba.es

www.macba.es

MACBA, Plaça dels Àngels 1

08001 Barcelona

 

PROGRAMA PARTICIPANTES

 

Beatriz Preciado es profesora de Historia y teoría del cuerpo y de Teorías contemporáneas

del género en la Universidad de Saint-Denis, París, y disfruta

de una beca de investigación en la Universidad de Princeton, Nueva York,

donde realiza una tesis doctoral en torno a la construcción sexual del cuerpo.

En sus numerosos artículos y ponencias trata cuestiones referidas al

género y a la teoría queer, así como al cuerpo y su relación con la arquitectura.

En 2000 publicó su primer libro, Manifiesto contrasexual.

Marie-Hélène Bourcier es socióloga y activista queer, y profesora de Teoría de la

comunicación en la Universidad de Lille 3. Es una de las creadoras del grupo

francés de minorías político-sexuales Le Zoo, y autora del libro Queer Zones,

que versa sobre políticas de identidad, de la representación y del saber.

Actualmente trabaja en un análisis queer de la representación pornográfica.

Thomas Waugh es profesor de cine desde 1976 en la Concordia University,

Montreal, donde también ha desarrollado un amplio currículum en estudios

queer y en relación con la epidemia del sida. Sus libros más recientes son

Out/Lines: Gay Underground Graphics from before Stonewall, The Fruit

Machine: Twenty Years of Writings on Queer Cinema y Hard to Imagine: Gay

Male Eroticism in Photography and Film from their Beginnings to Stonewall.

Annie Sprinkle ha sido actriz porno y trabajadora sexual durante más de dos

décadas, y es primera artista posponográfica. En 1991, la publicación de su

autopornografía Post Porn Modernist inauguró un nuevo discurso sobre la pornografía

como performance. Su actividad artística abarca el vídeo, la fotografía,

el dibujo, las publicaciones, las performances y las instalaciones en

las que cuestiona e ironiza los códigos de representación de la pornografía

tradicional y propone nuevas formas de representación de la sexualidad.

Encorps es una compañía de baile y performance francesa que trabaja sobre la

representación del género y de la sexualidad en la danza contemporánea.

Frederic Gaies, Frederic Di Carlo y Myriam Marzouk, tres de sus integrantes,

dirigirán un taller sobre la práctica performativa de la sexualidad y la

deconstrucción del cuerpo pornográfico.

LICIT (Línia d’Investigació i Cooperació amb Immigrants Treballadores Sexuals)

es un grupo de trabajo e investigación de Barcelona en favor de la dignificación

y el reconocimiento legal del trabajo sexual. Forman parte del grupo

Dolores Juliano, Diana Zapata, Margarita Carreras y Maria Luisa Sánchez,

entre otras.

Juan Antonio Suárez es profesor de Literatura norteamericana en la Universidad

de Murcia. Es autor del libro Bike Boys, Drag Queens, and Superstars en el

que estudia el cine underground estadounidense.

Juan Pujol es psicólogo y profesor de Psicología social en la Universidad

Autónoma de Barcelona.

Helena Torres ……………………………………………….

Javier Sáez es sociólogo. Fue miembro de redacción de la revista Archipiélago

entre 1990 y 2000. Dirige la revista queer www.hartza.com y colabora en

publicaciones gays como Infogai, Planeta Marica o Zero. Recientemente ha

traducido junto con Beatriz Preciado El lenguaje que se excita, de Judith

Butler y acaba de publicar Teoría queer y psicoanálisis.

Fefa Vila es socióloga. Actualmente coordina el Departamento de Proyectos e

Investigación de FOREM Confederal en Madrid. Es investigadora feminista,

escritora, agitadora y productora cultural anticapitalista y queer. Ha participado

en diferentes proyectos artístico-político-culturales y ha escrito sobre

diversos temas relacionados con las teorías del género, el ciberfeminismo y

la teoría queer en revistas españolas y extranjeras.

SESIÓN PÚBLICA

SESIÓN PÚBLICA

Fotos: Maria Beatty y Annie Sprinkle, The Sluts and Goddesses. Video Workshop or How to be a Sex Goddess in 101 Easy Steps, 1992. © Annie Sprinkle

POSTPORNO 7/5/03 09:10 Página 1