Entrevista a Juana Ramos.

 

Por Javier Sáez (www.hartza.com). Publicado en Infogai, junio 2003.

 

 

Juana Ramos, presidenta de TRANSEXUALIA, lleva luchando desde hace mucho tiempo por los derechos de l@s transexuales, uno de los colectivos más marginados e invisibilizados de nuestra sociedad. En esta entrevista Juana nos comenta las reivindicaciones más importantes de l@s transexuales, y reflexiona sobre el potencial revolucionario de la transexualidad como desafío al sistema sexo-género.

 

 

Transexualia trabaja desde 1987 por los derechos de l@s transexuales, ¿cuál es el balance de estos 16 años de lucha?

 

El balance es positivo, hemos logrado muchas conquistas, pero aún queda mucho camino por recorrer. Cuando se creó Transexualia las mujeres transexuales que ejercían la prostitución eran perseguidas por la policía, eran detenidas y llevadas a comisarías. Esta fue la principal razón para crear una asociación de transexuales, la presión social y policial en contra de la transexualidad. Estas detenciones han continuado hasta 1995 

 

 

¿Cuáles son actualmente las reivindicaciones más urgentes del colectivo transexual?

 

Las más urgentes son dos. Una de tipo sanitario, que recogió Izquierda Unida en 1999, cuando presentó una proposición no de ley que fue aprobada por unanimidad en el Congreso de los Diputados: se trata de incorporar el tratamiento integral de cambio de sexo en la sanidad pública. La segunda se refiere a nuestro derecho al cambio de nombre y al cambio de sexo legal. Otras reivindicaciones, vinculadas al movimiento de gays y lesbianas, son que se incluyan referencias a la transexualidad en el sistema educativo, y que se establezcan medidas de sensibilización social y de acceso al mercado laboral, para paliar la discriminación que padecemos, así como crear casas de acogida para personas que se ven expulsadas de sus casas cuando dicen a sus padres que son transexuales. Son personas que quedan en la calle, tiradas, viviendo en coches, sin recursos.

 

El año pasado hubo algunas agresiones organizadas contra transexuales en Madrid ¿Habéis recibido algún tipo de respuesta institucional a las denuncias que habéis presentado?

 

Apareció un grupo de chicos muy jóvenes, organizados, con perros y cadenas, que agredieron durante varios meses a las transexuales que ejercían la prostitución en el paseo de la Castellana. Pedimos ayuda a las fuerzas del orden, decían que ya harían algo, etc., pero las agresiones continuaban. Entonces decidimos sacarlo a la prensa, e inmediatamente tomaron medidas: el Delegado del Gobierno, Ansuátegui, nos llamó, hablamos con él, se establecieron medidas policiales de vigilancia y ya no se produjeron más ataques, aunque sigue habiendo puntualmente alguna agresión.

 

 

La Proposición de Ley sobre Transexualidad del PSOE, bloqueada ahora en el Congreso, ha generado bastante polémica en el colectivo; ¿cuál es tu opinión de una ley que obliga a l@s transexuales a la cirugía genital para que se reconozca en el registro civil el cambio de sexo?

 

Hablo en nombre de Transexualia. No estamos de acuerdo con esto, porque hay casos en que la persona no lo tiene claro, necesita un periodo de preparación psicológica para someterse a una operación fisiológica irreversible, y no siempre desea operarse. El cambio de sexo no está sólo en el cambio de los genitales, influye la identidad que tienes en la mente. Ahora bien, preferimos que se apruebe una ley como esta, que no es perfecta, a que no haya ninguna. En realidad pensamos que el sexo debería desaparecer del DNI; me refiero al género, que sabemos que no es lo mismo que el sexo, sino una atribución social que se aplica sobre el “sexo biológico”, que además es algo que a veces no se puede determinar. Existen personas intersexuales que tienen ovarios y testículos, o genitales externos, vagina y pene, y que reivindican su derecho a vivir esta dualidad. Esto es algo que no se puede concebir en este sistema social. Este sistema determina que solamente hay dos sexos, no consiente que haya situaciones ambiguas.

 

 

Tú te reconoces como lesbiana; ¿cómo se asume en los colectivos de lesbianas la existencia de transexuales lesbianas?

 

Al principio existían muchos prejuicios, pero poco a poco se ha ido admitiendo esta situación. La orientación sexual es independiente de tu identidad sexual. Los gays y las lesbianas han conseguido más reconocimiento, llevan más años de lucha, y aún existe entre ell@s cierto rechazo contra l@s transexuales, que es la parte más estigmatizada. Pero esto esta cambiando. En los últimos encuentros nacionales del movimiento de GLBT, se denominaba al foro de lesbianas “foro de mujeres lesbianas bisexuales y transexuales lesbianas”, para hacer políticamente visible la existencia de transexuales lesbianas. También hemos trabajado conjuntamente con el grupo de lesbianas de COGAM. Hay más rechazo en el ambiente, no en los colectivos.

 

 

En los procesos de cambio de sexo los psiquiatras tienen un poder fundamental, l@s transexuales debéis someteros a numerosos controles y análisis de estos “expertos”; ¿qué opinas de esta situación de psiquiatrización de la transexualidad?

 

Desde Transexualia pensamos que está bien que haya un asesoramiento por parte de un psicólogo o psiquiatra, porque la decisión de cambiar de sexo conlleva situaciones desagradables o difíciles, y si te orienta un psicólogo (que no tenga prejuicios morales) puede ser positivo. De hecho nosotr@as aconsejamos que antes de una operación de genitales la persona viva de acuerdo a su identidad sexual durante uno o dos años para ver cómo afronta los problemas que pueden surgir, con un apoyo psicológico. Nos parece importante ese asesoramiento de un especialista, pero siempre y cuando sea sólo orientativo, la decisión final la debería tener la persona transexual, no el psiquiatra.

 

 

Los gobiernos de Aragón, Andalucía y Extremadura han aprobado que la Comunidad Autónoma asuma la cirugía de reasignación de sexo; ¿se ha avanzado algo en este sentido, a pesar de la ideología conservadora del Partido Popular y de la presión de grupos como el Opus Dei?

 

Evidentemente ha habido un gran avance en este sentido: la aprobación por unanimidad de la  citada proposición no de ley de Izquierda Unida en 1999 fue un gran hito. El siguiente hito fue la incorporación de esta prestación en Andalucía: desde el año 2000 se están haciendo allí intervenciones para todo el proceso, no sólo la operación de genitales: tratamiento hormonal, apoyo psicológico, depilación, mastectomía, histerectomía, etc. Hay que decir que este logro se debe sobre todo al trabajo de la Asociación de Identidad de Género de Andalucía.

 

Se han encargado varios estudios técnicos sobre la viabilidad de incorporar estos tratamientos en la sanidad pública, y sabemos que todos han sido favorables (aunque, curiosamente, son confidenciales). Sin embargo sólo Extremadura y Aragón han reaccionado positivamente. Es cierto que sectas como el Opus Dei tienen mucho poder dentro del PP y ello impide avances en este sentido

 

Has escrito en alguna ocasión que “la transexualidad es una posición revolucionaria que atraviesa la rígida línea que marca el poder en la división de los sexos”. ¿En qué consiste esta capacidad de subversión del sistema sexo-género?

 

Es revolucionario porque subvierte el sistema sexo-género en que se basa nuestra estructura social. Esta estructura establece una dicotomía de sexos y una dicotomía de géneros. Las personas transexuales cuestionamos este principio, y el carácter de naturalidad que se ha otorgado a los géneros. Damos visibilidad al carácter de construcción social de los mismos, algo que ya había desvelado el movimiento feminista hace muchos años.

 

 

Para l@s transexuales la infancia es un momento especialmente difícil. ¿Qué recursos tienen l@s niñ@s transexuales para poder vivir su transexualidad?

 

No existen apenas referencias en las que los niñ@s y adolescentes transexuales puedan apoyarse para dilucidar qué es lo que les ocurre como transexuales. Comienza a haber algunas, cuando la televisión lo trata con seriedad (lo cual es raro, se suele utilizar como espectáculo morboso), o con estudios, o con centros de información. Son algunas medidas en las que l@s niñ@s pueden apoyarse para poder salir de ese caos en el que se sienten cuando se dan cuenta de que no cuadran en el género que el sistema social les asigna. En Holanda por ejemplo son los propios profesores y los padres los que reaccionan cuando ven que un niño o una niña están en esta situación, tienen la formación suficiente para ello, y además existen centros especializados para atenderles desde edades tempranas. Sería importante que hubiera recursos parecidos aquí, pero aún queda mucho trabajo por hacer.

 

 

Web de TRANSEXUALIA: www.transexualia.org

  E-mail: transexualia@felgt.org

Centro de Atención Sociosanitaria para hombres y mujeres transexuales:

Calle Aguileñas nº 15, bajo. 28029 Madrid. Teléfono (cita previa): 91 3156094

 

Artículo de Juana Ramos sobre el movimiento transexual en el Estado español:

www.hartza.com/transexualidad.zip